Directorio | E-mail
       
Director General: René Alberto López

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 

Entre tabasqueños te veas...

RENE ALBERTO LOPEZ

› Quiero otro favorcito

Después de que Salvador Neme Castillo ganó las elecciones una periodista tabasqueña que había cubierto toda su campaña electoral pidió hablar con el gobernador electo. La comunicadora era de las simpatías del próximo mandatario estatal y con gusto le dio la audiencia. Una vez que estuvieron en el despacho de Neme Castillo, luego de platicar ampliamente sobre diversos temas, la periodista fue al grano. “Licenciado yo lo que quiero saber es si va usted apoyar mi periódico con publicidad ahora que será gobernador”. Neme, mientras disfrutaba un grueso puro, le respondió de inmediato a la reportera. “¡Claro que sí mi hijita, si tú fuiste una de las que se la jugó conmigo, cuenta con ello!”. La comunicadora aprovechó la ocasión para de una vez manejarle al futuro Ejecutivo estatal la cifra mensual que pretendía por publicidad para su medio. La cantidad rebasaba los 200 mil pesos. “Eso ya lo platicamos más adelante, pero cuenta con que voy a apoyar tu periódico”, le respondió Neme. Ya entrada en confianza la periodista le soltó a boca de jarro. “Licenciado, pero también quiero pedirle otro favor”. Neme soltó una bocanada de humo y mirándola a los ojos, le preguntó: “¿Cuál otro mi hijita?”. Es que quiero fortalecer mi publicación y me gustaría además que su gobierno me adelantara los seis años de publicidad”. Al escuchar aquello Neme Castillo por poco se traga el puro, y alzando la voz le respondió: “¡Mejor quédate con la gubernatura!”.

› Sólo 50 pesitos

Después de haber reporteado durante todo el día y de mandar las notas a nuestros respectivos medios, junto con Rodulfo Reyes, entonces corresponsal de El Financiero, nos dirigimos a la Taquería Tabasco, ubicada en la esquina de 27 de Febrero y Arista de la capital tabasqueña. Eran como las 8 de la noche, el lugar era invadido por el sabroso olor de carne asada y al pastor. “¿Entonces qué, vas a invitar los tacos René?”, me preguntó Rodulfo. Le dije que sí y nos acomodamos en una mesa del centro del local. El mesero llegó y nos extendió la carta. Eran los tiempos en que Rodulfo no guardaba ningún tipo de dieta y la prueba estaba a la vista. Mientras revisaba con calma la lista de los tacos que ofrece ese negocio, para elegir los que pediría, escuché la voz de Rodulfo, emocionada, ordenando una retahíla de tacos: “Me trae dos de chuleta, dos de carne al pastor, dos de bistec, dos de carne con queso y…”. Al ver que mi endeble presupuesto estaba en peligro, paré en seco a Rodulfo. “¡Espérate hermano, sólo traigo cincuenta pesitos!”. El corresponsal de El Financiero contestó totalmente desilusionado: “¡Chale!”.

› ¡Son dos pesos papá!

En tiempos de crisis a Chiribito (Raúl Torres López) no le quedó más remedio que aceptar el trabajo de cuidar los baños públicos de la tienda Chedraui en la cabecera municipal de Cárdenas. Su función, en principio, era la de convencer a los clientes que ocupaban los baños, a cooperar con la cantidad que quisieran para la limpieza de los sanitarios. Pero al paso del tiempo se hizo costumbre que la gente pagara dos pesos por entrar a los baños. Al principio Chiribito se mostraba tímido al pedir la cooperación, pero una vez que cogió confianza en el trabajito aquel, casi exigía el pago. Cuentan los lugareños que cierta ocasión, una persona impecablemente vestida entró a los baños de manera prepotente, sin siquiera voltear hacia donde estaba el celoso vigilante de los sanitario. Desde luego, casi inmediatamente Chiribito le grito: “A dónde vas papá son dos pesitos”. Aquella persona se dio la medida vuelta y pateando el cajón donde guardaba el papel le dijo: “Qué dos pesos ni que nada, yo soy un funcionario de la tienda”.

› Portero queso

Sucedió en el estadio de beisbol de Huimanguillo, donde también se llevaban a cabo los partidos de futbol. Un domingo se enfrentaba un seleccionado de Cárdenas con la escuadra local. Como todos los partidos, dada la rivalidad deportiva entre Cárdenas y Huimanguillo, el partido era de ida y vuelta. El marcador estaba empatado a dos cuando salieron a relucir las patadas de ambos lados. En una entrada violenta de parte de un delantero del equipo de Los Cheyenes de Huimanguillo se lesionó Quilila (Ramón Rosique). Entonces Lechero (Nicolás Rosique Sáenz”, quien era el capital de la oncena de Cárdenas, me ordenó que dejara el extremo derecho y me colocara en la portería en vez de Quilila. Siguió el partido, pero casi a la mitad del segundo tiempo llegó un grupo de estudiantes de preparatoria, hombres y mujeres, y se colocaron en la tribuna, justo atrás de la portería que yo defendía. Uno de ellos me gritó: “Oye portero, ¿cómo van?”. Quise ser amable, y de espaldas para no descuidar el marco, levante las dos manos y agitándolas de un lado a otro, con los dedos les indiqué que íbamos dos a dos. Aquellos jóvenes, tal vez pensaron que era yo algún hippie, y que les estaba saludando con el signo de amor y paz, por lo que en coro gritaron: “¡El portero de Cárdenas está queso!”.

› De qué le sirve a AMLO

El día que Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones en el Distrito Federal para ser jefe de Gobierno de la Ciudad de México, en el hotel Calinda Viva había una sala de prensa por las elecciones locales que se habían llevado a cabo en esta entidad. Cuando en el televisor que habían colocado comenzaron a dar la noticia sobre los resultados donde había triunfado el tabasqueño, los reporteros nos apiñamos en torno al televisor para escuchar todos los detalles. Una vez que el comentarista terminó de enumerar la forma en que había arrasado AMLO en algunas delegaciones del Distrito Federal, se escuchó la voz del reportero Sixto Bolaños, quien dijo: “¡De qué le sirve, si perdió la casilla de Tepetitán!”.

 
 
 

Edición 64
Ver otras ediciones:
› Edición 52
› Edición 53
› Edición 54
› Edición 56
› Edición 57
› Edición 58
› Edición 59
› Edición 60
› Edición 61
› Edición 62
› Edición 63
› Edición 66
› Edición 67
› Edición 68
› Edición 69
› Edición 70
› Edición 71
› Edición 72
› Edición 73
› Edición 74
› Edición 75
› Edición 76
› Edición 77
› Edición 78
› Edición 79
› Edición 80
› Edición 81
› Edición 82
› Edición 83
› Edición 84
› Edición 85
› Edición 86
› Edición 87
› Edición 88
› Edición 89
› Edición 90
› Edición 91
› Edición 92
› Edición 93
› Edición 94
› Edición 95
› Edición 96
› Edición 97
› Edición 98
› Edición 99
› Edición 100
› Edición 101
› Edición 102
› Edición 103

 
 

 
Papiro | Directorio
© 2010 Copyright Papiro