Directorio | E-mail
       
Director General: René Alberto López

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 

Entre tabasqueños te veas...

RENE ALBERTO LOPEZ

› Hay muchos vivos

Cuando Edy Díaz Morales debutó un 2 de noviembre como reportero de un noticiario radiofónico, antes que se convirtiera en uno de los mejores comunicadores en ese medio, la entonces directora de un programa de noticias en la XEVA era Lolita (Dolores Gutiérrez Zurita). Lolita envió en su debut a Edy a cubrir el Día de Muertos en el Panteón Central de la ciudad de Villahermosa. Cuando andaba recorriendo el cementerio, Lolita se comunicó desde la cabina de la radio con Edy. El diálogo, palabras más palabras menos, fue transmitido en vivo: “Nuestro compañero Edy Díaz se encuentra en el Panteón Central, vamos a platicar con él. Edy, ¿qué información nos tienes desde el cementerio?”. El debutante reportero, con voz nerviosa, respondió: “Aquí estoy en el panteón, donde hay muchos vivos”. Lolita le dijo: “Acércate a alguna persona para que nos de su testimonio”. Edy obedeciendo las instrucciones de su directora, sin disimular sus nervios en su primer día de trabajo, se acercó a una mujer y le preguntó: “Señora… ¿qué se siente estar viva…?”

› La estrategia de López Obrador

Una noche antes se había inaugurado la temporada de beisbol de la Liga Mexicana en Villahermosa. Al día siguiente Andrés Manuel López Obrador, antes de encabezar uno de sus actos políticos se encontró con un grupo de reporteros, entre ellos Eugenio Hernández Saso, que para ese tiempo trabajaba en el diario El Independiente. Fiel a su estilo, López Obrador comenzó a reportear a los reporteros: “¿Es cierto que anoche Madrazo no llegó la pelota al home?”. Los comunicadores le confirmaron que en efecto, así había sucedido la noche anterior en el parque Centenario 27 de Febrero. Entonces López Obrador opinó lo que él hubiese hecho: “Qué pendejo, si a mí me hubiese tocado lanzar la primera bola, primero me pongo a practicar durante una semana en el patio de la Quinta Grijalva, y si veo que no llego la pelota, mando al Zurdo Río a que tire la pelota por mí”.

› ¿Dónde están los viejos?

Después de muchos años de estar trabajando en Cancún, a donde se fue a radicar, Nandy Cabezón (Fernando Romero) llegó de vacaciones a la ciudad de Cárdenas, su tierra natal. Apenas dejó sus maletas buscó a su amigo Quilila (Ramón Rosique Ross), para dar una vuelta por la cabecera municipal. Cuando paseaban tranquilamente por el parque principal de Cárdenas, Quilila observó que Nandy Cabezón volteaba a ver sorprendido para todos lados. En un momento dado Nandy Cabezón ya no se aguantó y le preguntó a Quilila: “Oye compa… ¿Y dónde están los viejitos de Cárdenas… no veo a ninguno por ningún lado?”. A lo que Quilila le respondió: “Estás pendejo compa o qué te pasa, los viejitos del pueblo ya somos nosotros…”.

› El reportero exigente

Sucedió cuando Aquiles Magaña realizó una huelga de hambre en el Centro de Rehabilitación Social del Estado de Tabasco (Creset), ubicado en Villahermosa. Como el líder de los barrenderos ya tenía más de 35 días en ayuno, algunas organizaciones defensoras de los derechos humanos temían por su vida. Por esos días llegó a Villahermosa el representante de una agrupación no gubernamental, para entrevistarse con el entonces gobernador Manuel Gurría Ordóñez, a fin de pedir una especia de amnistía para el dirigente preso. Los reporteros de varios medios hicimos guardia en Plaza de Armas, esperando que saliera el defensor de Aquiles Magaña. Más tardó en dar un paso fuera del palacio cuando aquel personaje ya tenía más de una docena de grabadoras frente a su rostro. Comenzaron las preguntas. Entre los comunicadores estaba Marquito (Marco Nieto), a quien se le notaba que traía unos alipuses entre pacho y espalda. Marquito, bajo de estatura, trataba de preguntar y levantaba a cada rato su mano para que lo viera el representante de los derechos humanos, pero Carlos Marí, corresponsal del diario Reforma, no soltaba al entrevistado haciéndoles una pregunta tras otra. Marquito insistía, pero Marí seguía preguntando. Cansado de no poder preguntarle al entrevistado, en una de esas, Marquito se empinó lo más que pudo, y ante el asombro de todos, de un jalón bajó el brazo con todo y grabadora de Carlos Marí, y gritó: “exijo mi libertad de expresión”. Y ahí se terminó la entrevista de banqueta.

› Qué bonita canción

La Orquesta Sinfónica del Estado de México, dirigida por Enrique Bátiz, se presentó en Villahermosa durante la inauguración del Teatro esperanza Iris. Entre los asistentes al evento cultural estaba el gobernador Leandro Rovirosa Wade. En ese entonces eran diputados locales por los municipios de Jalapa y Emiliano Zapata, respectivamente, el Chelo Teapa (Antonio Román) y Miguel Luna Cabrera. Cuando la orquesta terminó de presentar una de las obras del artista, dicen que emocionadísimo hasta las lágrimas el Chelo expresó: “Qué bonita canción”. A lo que su vecino de lugar, Luna Cabreras, le aclaró. “No seas así compadre, esa no es una canción, es una Obertura”. Todo intrigado el Chelo le preguntó. “¿Una qué?”. Luna Cabrera repitió bajando la voz: “Una Obertura”. El Chelo volteó a mirar hacia el techo y aún sin entender dijo: “Ah bueno…”

 
 
 

Edición 58
Ver otras ediciones:
› Edición 52
› Edición 53
› Edición 54
› Edición 56
› Edición 57
› Edición 58
› Edición 59
› Edición 60
› Edición 61
› Edición 62
› Edición 63
› Edición 64
› Edición 66
› Edición 67
› Edición 68
› Edición 69
› Edición 70
› Edición 71
› Edición 72
› Edición 73
› Edición 74
› Edición 75
› Edición 76
› Edición 77
› Edición 78
› Edición 79
› Edición 80
› Edición 81
› Edición 82
› Edición 83
› Edición 84
› Edición 85
› Edición 86
› Edición 87
› Edición 88
› Edición 89
› Edición 90
› Edición 91
› Edición 92
› Edición 93
› Edición 94
› Edición 95
› Edición 96
› Edición 97
› Edición 98
› Edición 99
› Edición 100
› Edición 101
› Edición 102
› Edición 103

 
 

 
Papiro | Directorio
© 2010 Copyright Papiro