Directorio | E-mail
       
Director General: René Alberto López

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 

Entre tabasqueños te veas...

RENE ALBERTO LOPEZ

› Un alumno consentido

Cuando el periodista tabasqueño José Pagés Llergo, “El Chelo Pagés” --fundador de la revista Siempre-- estudiaba la primaria, cuentan que era el consentido de la maestra Rosario Gutiérrez Eskildsen. Cierto día, durante la clase, la mentora preguntó a uno de sus alumnos: ¿quién había descubierto América? El niño contestó: “Hernán Cortés”. La profesora, en tono molesto, lo regañó por dar semejante respuesta. Luego, le hizo la misma pregunta a otro niño, quien respondió que el que había descubierto América había sido Cuauhtémoc. También lo reprendió, por no dar la respuesta correcta. Entonces se acercó a su alumno preferido, y con voz cariñosa le dijo: “¿Verdad chelito que el personaje de la historia que descubrió América fue Cristóbal Colón? “Si maestra”, contestó de inmediato el alumno. La profesora, paseando su mirada sobre todo el alumnado, recomendó: “¿escucharon?, deberían estudiar como lo hace el niño Pagés”.

› El taxista dominguero

El taxista Manrique Ruiz Lara, Querreque, trabajó un tiempo con mi tío Antonio López Marín, Toñica, uno de los fundadores de la Unión de Taxis de Cárdenas. Un sábado pidió permiso para no trabajar el domingo, porque argumentó que tenía que ir a visitar a su abuelita. A la semana siguiente, Querreque, con voz afligida, explicó: “don Toño, mañana domingo no voy a venir a trabajar, porque se puso mala mi abuelita”. Pero el siguiente sábado salió con la excusa que su abuelita seguía enferma y no se presentó el domingo. Al sábado siguiente, cuando estaba estacionando el taxi frente a la casa de su patrón, mi tío al verlo comentó a su familia: “¡Ahí llegó caperucita roja!”. Y antes que hablara su chofer, le dijo: “No sigas con lo de tu abuelita, porque es a ti quien te puede comer el lobo”.

› El desempate

Anécdota añeja, pero verídica. Por mil novecientos cincuenta y tantos, estaban en plena asamblea, ante un fuerte barullo en la Asociación Ganadera del municipio de Cárdenas, se convocaba a una nueva elección de presidente. Don José María Estrada Torres más conocido como Don Chema, empresario y ganadero de esa época, había ocupado por diez años seguido la presidencia y algunos proponían a don Rogelio González.

La votación era abierta y cada individuo emitía su preferencia. Aunque la euforia de conocer los resultados incentivaban a los ahí presentes, también hay que reconocer que a pesar que eran tiempos en donde reinaba la ley del revólver, también había cierta cordialidad entre ellos, dado a que en pueblo chico todos se conocen.

Se inicia la votación, y al final resulta que hay un empate. Solo faltaban por votar los dos contendientes, a lo que el escrutador pregunta: --¿Usted don Rogelio, por quién vota?—amablemente respondió: por don Chema. --¿Y usted don Chema, por quién vota? Hubo unos instantes de silencio, a lo que el interrogado contestó:

--Pues Chema vota por Chema-, y de esta manera se acabó el empate.

› Un pequeño error

Previo a una corrida en la Plaza de Toros de Villahermosa, tres comunicadores invitaron a una estación de radio a los toreros, entre ellos figuraba el matador Eulalio López Díaz “El Zotoluco”. Al momento de presentarlo para el auditorio de esa radio, uno de los periodistas dijo en tono ufano. “Y se encuentra entre nosotros el famoso torero El Zotoculo”. Cuando reparó en su error, su rostro palideció y disculpas ante el micrófono, pero quizá por sus nervios repitió, “quise decir Zotoculo, perdón nuevamente… Zotoluco”.

Nota: En algunas anécdotas ha sido testigo el autor de esta sección, pero otras son colaboraciones del público que amablemente nos las cuentan o no las hacen llegar.

 
 
 

Edición 101
Ver otras ediciones:
› Edición 52
› Edición 53
› Edición 54
› Edición 56
› Edición 57
› Edición 58
› Edición 59
› Edición 60
› Edición 61
› Edición 62
› Edición 63
› Edición 64
› Edición 66
› Edición 67
› Edición 68
› Edición 69
› Edición 70
› Edición 71
› Edición 72
› Edición 73
› Edición 74
› Edición 75
› Edición 76
› Edición 77
› Edición 78
› Edición 79
› Edición 80
› Edición 81
› Edición 82
› Edición 83
› Edición 84
› Edición 85
› Edición 86
› Edición 87
› Edición 88
› Edición 89
› Edición 90
› Edición 91
› Edición 92
› Edición 93
› Edición 94
› Edición 95
› Edición 96
› Edición 97
› Edición 98
› Edición 99
› Edición 100
› Edición 100
› Edición 101
› Edición 102
› Edición 103
› Edición 104
› Edición 105
› Edición 106
› Edición 107
› Edición 108
› Edición 109

 
 

 
Papiro | Directorio
© 2012 Copyright Papiro