Piden consultas a la bases para elegir dirigente en PRI


LUIS RUIZ SANDOVAL FRADE

Villahermosa Tab., 12 de febrero.- “Siempre señalan que nos dividimos en cualquier tipo de método que realizamos para elegir a nuestro dirigente estatal, pero es preferible ciento por ciento que, si la militancia se equivoque, nos equivoquemos todos; por ello, le apuesto a la consulta a las bases”, dejó en claro la integrante de la bancada del Partido Revolucionario Institucional en el congreso tabasqueño, diputada Katia Ornelas Gil.

En entrevista, mencionó que ella no está buscando afanosamente ser la nueva presidenta del Partido Revolucionario Institucional; esperará a que se emita la convocatoria por la dirigencia nacional, y en base a ello, las reglas y los candados, tomar esta determinación.

Y con ello anunció, que se envió ya un oficio a la presidenta nacional de su partido, Claudia Ruiz Massieu, para que, de forma inmediata, se interese en Tabasco, y remita a un delegado nacional para qué detalle a nivel nacional, cómo se encuentra el priismo estatal, y poder emitir esta convocatoria.

Porque aseguro, que la dirigencia de Pedro Gutiérrez Gutiérrez, ya no es legal, además apuntó que, si el compañero quiere ser dirigente, adelante, tiene los merecimientos por su trabajo, pero que, en estos momentos, tiene que renunciar a liderazgo que tiene en el partido, y caminar igual que todos los demás en busca de este espacio.

Se le cuestionó a la representante popular, que cualquier método que utilice el partido siempre se le ha criticado de división, mencionó que es cierto, se ha llevado Consejo Político, Consejo de delegados y consulta las bases, en todos se señala que hay un riesgo.

“Por supuesto que lo hay, pero es mejor arriesgarse, es mejor que la militancia se equivoque y nosotros nos equivoquemos con ella, de que solamente un grupo de cuatro o cinco decidan el futuro del partido, eso no se tiene que permitir absolutamente a nadie”.

Dejo en claro, que es necesario que se dé ya esta renovación, hay que trabajar con miras a los procesos electorales dentro de dos años y medio, y con esta situación, estar preparado para recuperar los espacios que se han ido perdiendo, pero, sobre todo, “no hay que tenerle miedo a la democracia”.