Directorio | E-mail
       
Director General: René Alberto López
 
 
 

Reportajes
Una alianza sin aliados

› Atenta contra el derecho laboral: Profesores
› No habrá marcha atrás en la alianza: SEP

RENÉ ALBERTO LÓPEZ / II Y ÚLTIMA PARTE

El nuevo programa educativo lanzado este año por el gobierno federal revivió la movilización magisterial en varios estados de la República, donde una amplia franja de maestros se opone a su aplicación por considerarlo una amenaza de privatización del sector.

Mientras la presidenta de Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo calificó de “revolución educativa” a la denominada Alianza por la Calidad Educativa (ACE), signada por el gobierno federal y esa organización, los maestros disidentes que rechazan el acuerdo la consideran “un pacto criminal que atenta contra el derecho laboral” de todos los trabajadores de la educación. Además argumentan que está contra la escuela pública y contra el artículo Tercero de la Constitución.

Todo comenzó el 15 de mayo de este año. Ese día en el patio central del Palacio Nacional el presidente Felipe Calderón encabezó la presentación de la (ACE). En ese foro el mandatario federal dijo sobre el nuevo programa educativo que “es la herramienta adecuada para construir el sistema educativo moderno, equitativo y eficiente que demanda el país”.

En la ceremonia donde estuvo Elba Esther Gordillo, la mayoría de los gobernadores del país, empresarios, líderes de la iglesia católica, rectores de las universidades y representantes de la educación básica y superior pública y privada, la secretaría de Educación, Josefina Vázquez Mota refirió sobre la alianza que era un nuevo punto de partida del que no habrá vuelta atrás. Añadió que no se trata de una declaración de buenas intenciones, porque –señaló— todas las acciones que contempla se evaluarán y vigilarán por los ciudadanos.

Pero el mismo 15 de mayo, durante la madrugada, como parte de los acuerdos del noveno Congreso Nacional, profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), decidieron rechazar la Alianza por la Calidad de la Educación, bajo el argumento de que está en contra del “derecho laboral de todos los trabajadores de la educación. No obstante, el 27 de julio en el salón Hispanoamericano de la SEP, de la capital del país, la maestra Elba Esther Gordillo y la titular de la SEP, Vázquez Mota firmaron las bases de las convocatorias para los exámenes de los mentores, donde de acuerdo con las convocatoria nacionales para plazas de nuevo ingreso y para docentes en servicio, se dispuso concursar 6 mil 275 plazas y 23 mil 712 horas.

Fue el 11 de agosto cuando los maestros presentaron el examen nacional para concursar por una plaza nueva o una vacante. En ese ejercicio la mayoría de los maestros, se estima un 68 por ciento, reprobaron los exámenes. Siete días después, el 18 de agosto, surgió otra inconformidad en contra del plan educativo nacional. Los maestros de la sección 19 del SNTE, del estado de Morelos, realizaron un paro de labores para demandar la anulación de la firma del Acuerdo por la Calidad de la Educación. En esa entidad es donde se mantienen la más dura postura contra el plan oficial.

Desde esa fecha los mentores morelenses han realizado marchas, plantones caravana a la ciudad de México y cierres de casetas de peaje para insistir en su rechazo a programa federal. Después de un mes y una semana la protesta de los profesores morelenses continuaba. Aunque apenas el miércoles 26 de septiembre iniciaron diálogo con las autoridades.

Sin embargo, el sábado 27 de septiembre ---al cierre de la edición de Papiro-- los medios nacionales dieron a conocer que “minutos antes de la medianoche del viernes 26 de septiembre, la comisión negociadora del movimiento magisterial de Morelos y las autoridades federales y estatales rompieron el diálogo que habían mantenido desde el pasado miércoles en busca de una solución al conflicto que desde hace un mes y una semana mantiene a 400 mil niños de esa entidad sin clases”.

Cunden protestas contra Alianza

Pero las inconformidades contra la alianza cunden en otros estados: Maestros del Distrito Federal y de los estados de Guerrero, Quintana Roo, Oaxaca y Campeche se han manifestado contra el llamado “pacto Gordillo-Calderón”. El 23 de septiembre maestros de la Coordinadora Nacional de
Trabajadores de la Educación (CNTE) que se oponen al Acuerdo por la Calidad Educativa tomaron la sede de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en la ciudad de México.

“Elba Esther Gordillo y las autoridades del gobierno no nos pueden imponer un acuerdo que no cuenta con el apoyo de todo el magisterio; además la líder del SNTE no representa a nadie, sólo a sus intereses”, manifestó Néstor Trujano, secretario de Prensa de la sección 9 del SNTE, El viernes 26 de septiembre 70 mil trabajadores de la educación marcharon en la ciudad de Oaxaca contra la alianza.

También ese mismo día hubo manifestaciones en Guerrero y Campeche. Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), inconformes con la ACE, bloquearon los principales de acceso a la ciudad Chilpancingo y la Autopista del Sol.

En Campeche, alrededor de 300 profesores tomaron durante cuatro horas las oficinas de la sección 4 del SNTE, en rechazo al Acuerdo por la Calidad de la Educación. Además, el conflicto se inmiscuyó el Partido Nueva Alianza (Panal), organización que comenzó a impulsar una estrategia que busca contrarrestar las movilizaciones de los disidentes.

El sábado 20 de septiembre en la ciudad de Querétaro, la hija de Elba Esther Gordillo, Mónica Arriola Gordillo, diputada federal por el Panal, anunció el programa Casa Amiga, que consiste en que aquellos maestros que no participan en las protestas puedan dar clases en domicilios particulares de Morelos. Advirtió que se llevará a cabo en todas aquellas entidades donde maestros realicen paros en oposición a la ACE. Los mentores de la sección 19 de Morelos la calificaron como una estrategia “contrainsurgente y de esquirolaje”.

Entrevistado en Villahermosa, el profesor Rodolfo Lara Lagunas, con 48 años de servicio en el magisterio, dio su punto de vista respecto a la Alianza por la Calidad de la Educación, y de los exámenes que con este nuevo plan se está aplicó a maestros y alumnos. De entrada señala que “no están descubriendo nada nuevo”. El maestro de secundaria explicó que “desde hace 15 años se han aplicado pruebas estandarizadas a alumnos y profesores a través de la Carrera Magisterial. A los maestros se le aplicaba los meses de marzo y abril y a los alumnos en junio”.

Reiteró que la Alianza por la Calidad Educativa es sólo un pretexto y que los exámenes llamados Evaluación Nacional del Logro Académico (Enlace), junto con los exámenes de oposición aplicado a los maestros forman parte de la estrategia del gobierno federal para privatizar el sector educativo y beneficiar a las escuelas privadas. Dijo que los acuerdos de la alianza viola la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado y la Constitución. Explicó que los ascensos por escalafón se dan por antigüedad, conocimiento y actitud, entonces, agregó la dichosa alianza echaría abajo el escalafón.

Insistió que el programa del gobierno federal con sus exámenes a los maestros y alumnos pretende presentar a las normales públicas del país como fabricas de reprobados cuando lo que se debe hacer con las escuelas normales es apoyarlas.

“La decisión de cerrar las escuelas normales públicas servirá para que hagan el gran negocio las escuelas privadas. Es una recomendación del Banco Mundial en materia educativa, una política del neoliberalismo”.

Al referirse a las pruebas a maestros y alumnos, método con el que el gobierno pretende mejorar la educación en el país, sacó a colación el comparativo que leyó en un libro de Howard Gardner, “si te pongo el termómetro, únicamente te voy a tomar la temperatura, pero no te voy a curar”, esos son los exámenes, dijo, y señaló que “a las escuelas normales hay que curarlas, no matarlas.

Tienen que reconocer que las normales están en crisis porque no les han dado los apoyos necesarios; hay que darle esos apoyos que necesitan para transformarlas y no cerrarlas”, propuso.
Otro maestro tabasqueño, José Guadalupe Garrafa Solís, jubilado, quien trabajó durante 31 años en la normal del estado, opinó que los exámenes de oposición aplicados a los mentores el pasado 11 de agosto no fueron de acuerdo a los planes y programas, y por eso muchos salieron mal. Dijo que quienes lo elaboraron no tuvieron la táctica para tomar el contenido real de los profesores.

Consideró que para resolver los rezagos educativos lo que se debe hacer es “implementar capacitación, apoyos y darle facilidades al magisterio”.

No habrá marcha atrás

La postura del gobierno federal es mantener los acuerdos de la alianza pese a la inconformidad de maestros que cunde en los estados. El 25 de septiembre, al participar en la Quinta Semana Nacional por la Transparencia en la ciudad de México, Vázquez Mota llamó a la sociedad a “salvaguardar” la Alianza por la Calidad de la Educación. Ahí refirió que “se trata de la apuesta más importante que ha hecho en el país por el sistema educativo y público de nivel básico.

Manifestó entonces que “vamos a ser firmes” y “no daremos marcha atrás”. La funcionaria explicó que “no podemos más que rechazar prácticas como la venta de plazas en el magisterio que obedecen a discrecionalidad y que son todo lo contrario al propósito de transparencia y también de calidad".

 
 
  Ver primera parte
Los opositores a la alianza argumentan que el nuevo programa federal está contra la escuela pública. (Foto: Jorge Hernández Gómez)
 
 
 

 
Papiro | Directorio
© 2009 Copyright Papiro