Directorio | E-mail
       
Director General: René Alberto López
 
 
 

Reporteros de la Vieja Guardia
Don Jorge Calles Broca, me inspiró a ejercer
periodismo de servicio social: Pérez Morales

› ¡Imagínate! Cultivar 38 años de prensa social, es para decir que ya tuviéramos dinerito, pero ya ves, aquí seguimos comiendo empanadas…

› En Cárdenas hay que lidiar con una clase política que a veces no entiende, que tiene la piel muy sensible, que se ofende de todo

RENÉ ALBERTO LÓPEZ

Maestros de primaria y secundaria y de varias generaciones de periodistas en el municipio de Cárdenas, el profesor Román Pérez Morales terminó renunciando al magisterio para dedicarse de tiempo completo al oficio que también atrapó al recordado Manuel Buendía, un maestro rural que llegó a convertirse en el columnista más leído de este país.

No ha sido fácil la trayectoria de Pérez Morales, quien ha tenido que enfrentar una serie de vicisitudes para mantener en el medio a Realidad, semanario que el próximo mes de octubre cumple 30 años, siempre con el compromiso de cumplir con la “veracidad en los noticia” como reza su lema.

Originario de Palizada, Campeche, pero radicado en Cárdenas desde hace 47 años, el “profe” como le llaman sus amigos, con 38 años de ejercer la actividad de Félix Fulgencio Palavicini, es hoy toda una institución en su tierra adoptiva, donde ha sabido ganarse el aprecio desde políticos encumbrados hasta de ciudadano humildes.

Con su acostumbrada gentileza que los distingue, puntual estuvo en la cita acordada para conceder la entrevista a Papiro, en el café La Guadalupana, lugar que reúne a lo más granado de la política y del periodismo en la tierra de revolucionarios como Ramón Sosa Torres.

La pregunta de rigor, ¿cómo se inicia en el periodismo, a pesar de que estudió una carrera diferente a esta profesión?

—Bueno, eso es algo ya muy lejano. Yo recuerdo que allá por el año1971, hubo un grupo de amigos y maestros, que me invitaron a colaborar en una revista de tipo magisterial que se llamaba Vox Magiste, La Voz del Maestro. Estaba yo ahí, en esa época con el profesor Eliud Ramos Domínguez, el profesor Abenamar Nieto Bocanegra —ya fallecido—, y otros compañeros.

—Entonces me inicié ahí en esa revista escribiendo crucigramas, y luego comencé a hacer una columna de comentarios; todos de tipo magisterial que le puse por nombre “Coscorrones” y la firmaba con el seudónimo de “Romanosky”.

¿Esto fue aquí en Tabasco?

—Aquí en Cárdenas, posteriormente cuando desaparece esa revista, creamos otra que se llamó “Horizontes Magisteriales” que por cierto, conservo un archivo de esa publicación, y seguí haciendo los crucigramas y los comentarios, poco a poco fuimos todos nosotros haciendo comentarios ya de tipo políticos, si tú quieres muy light (ligero), pero ya los hacíamos; nos salíamos del ámbito magisterial.

—Allá por 1973, nosotros teníamos la inquietud de que en Cárdenas podría haber un periódico de información general que viniera a acompañar al único periódico que existía en la localidad que era “El Bejuco”, que dirigía nuestro amigo Licho Peralta. Entonces ahí nace la inquietud y un cuatro de marzo de 1973 formamos una sociedad que estaba integrada por Eliud Ramos Domínguez, Jesús Lastra Mendoza que en paz descanse, Walter Madrigal Sandoval y un servidor.

—Luego fundamos un semanario que se llamó “Actualidad”, que estuvo circulando de 1973 a 1979. Después, tanto el maestro Eliud y un servidor, agarró cada quien su camino; él fundó la “Voz de Cárdenas” y nosotros instituimos “Realidad”, que precisamente el 21 de octubre de este año si Dios quiere, va a cumplir 30 años de estar circulando, con altibajos y con etapas muy buenas y a como se quiera. Tú conoces como es esta cosa del periodismo, pero bueno, vamos a llegar a los 30 años.

¿Alguna satisfacción que a lo largo de su carrera como periodista lo haya marcado?

—Pues a lo largo de estos, que será 38 o casi 40 años de estar ejerciendo, he tenido muchísimas satisfacciones. Una de las más grandes ha sido que a través del ejercicio periodístico, hemos logrado hacer amistad con algunas personas que son de reconocida valía, tanto en el ámbito político como en el social, en el científico, etc.

—El oficio nos ha ayudado a estar bien relacionados y con lo que tú preguntas de algo que nos haya marcado, yo creo que a mí en lo particular me marcó mucho haber conocido y hecho amistad con don Jorge Calles Broca, —que en paz descanse—, el director del diario Presente. Yo lo consideré desde hace muchísimos años como una escuela de periodistas, como una escuela de periodismo. Así se lo hice sentir a don Jorge Calles, y estuve colaborando con él desde 1980 hasta 1983, ello me abrió las puertas del periodismo a nivel estatal. Porque don Jorge me dio la oportunidad de escribir notas, reportajes; incluso hasta de publicar anécdotas, algunos epigramas, todo eso.

—El me dio oportunidad de incursionar en diversos géneros del periodismo y me trató muy bien; ya ves tú, que hasta los últimos días don Jorge me distinguió con su amistad y cuando me hicieron el homenaje que organizó Ruperto Lara con la Fundación Gestión XXI; yo quise invitar a dos personas que para mí son de gran estimación, les dije a ellos; “permítanme que entre los invitados de honor, yo ponga a dos personas”. Me dijeron ellos: ¿Cuáles?, y les dije: “quiero que estén conmigo ese día Jorge Calles Broca a quien le debo mucho periodísticamente hablando y que esté conmigo el licenciado Fernando Sánchez de la Cruz”. Don Fernando es un señorón de la política tabasqueña, un hombre que ocupó casi todos los cargos, y pues yo quiero que estén aquí”. Y sí, se me concedió; los dos estuvieron conmigo.

¿Recuerda la fecha?

—Quiero decirte que cuando vino don Jorge Calles Broca al homenaje que me hicieron allá en el parque, me entregaron un reconocimiento; en la oficina tengo el documento que me dieron ellos, ahí está la fecha y todo. Fue cuando cumplió “Realidad” 26 años. Hicimos una exposición con todo el archivo del periódico, ahí se puso de exhibición. Y esto lo hizo la Fundación Gestión XXI, en coordinación con la Universidad Popular de la Chontalpa y el ayuntamiento de Cárdenas, un homenaje muy bonito que para mí es altamente satisfactorio.

—Cuando don Jorge Calles Broca vino a ese homenaje, el hombre estaba ya muy enfermo, y fue la última ocasión que él salió a un evento público. Ahí están las fotos también donde él está cortando el listón inaugural con don Fernando Sánchez, con el presidente municipal, con el rector de la UPCH, con don Ruperto Lara, quien dirige la Fundación Gestión XXI.

—Yo creo que haber conocido a Jorge Calles Broca, a mí me marcó para siempre. Porque me ayudó mucho a ver la actividad periodística como una tarea eminentemente de servicio social, si no pues ¡imagínate!, de 38 años de ejercicio, ya tuviéramos dinerito, pues ya ves, aquí seguimos comiendo empanadas.

¿En el periodismo también hay momentos difíciles, qué momentos duros ha enfrentado “Realidad”?

—Ha habido más amargura que alegrías, sin embargo, nosotros consideramos como de mucha dificultad, lidiar con una clase política que a veces no entiende. Que tiene la piel muy sensible. Que se ofende de todo. Y ejercer el periodismo en un ámbito tan pequeño como es Cárdenas, se torna particularmente difícil, cuando las autoridades no están de acuerdo con tu línea editorial.

—Te conminan a que tú te avengas a sus intereses y si no lo haces, entonces pues, te tratan de asfixiar de diversas maneras. Te suspenden la publicidad. Te retiran el saludo. Te inventan chismes. Toda una serie de cosas; incluso, te amenazan con correrte del municipio; a mí me sucedió en varias ocasiones.

—Yo soy muy respetuoso de Cárdenas y de los cardenenses, por eso no te doy algunos nombres de personas que todavía viven y que en su momento me amenazaron con correrme de Cárdenas. Pero eso, hace que tú saques fuerzas de flaquezas y continúes adelante y sigues en la brega.

Cuéntenos algunas anécdotas

—Recuerdos muchas anécdotas, por ejemplo: cuando cumplió siete años “El Bejuco”, fui invitado de honor a la fiesta y recuerdo que en esa época había aquí un director de la Policía más papista que el papa, como sabía que no llevaba buenas relaciones con el presidente municipal, pues me mandó a poner dos agentes de aquellos famosos “especiales”, me los mandó a sentar, como aparatos, detrás de mí para intimidarme.

—Pero resultó algo muy chistoso, porque yo iba acompañando a un amigo muy personal que era agente del Ministerio Público en esa ocasión y con nosotros iba un abogado de Cunduacán, que se le guisaba aparte, y me dijo: “no te preocupes, tú sigue disfrutando la fiesta”, que de estos dos, yo me encargo”.

—Finalmente la satisfacción es que este licenciado de apellido Casanova de Cunduacán, hizo que se quitaran de ahí los dos policías y nosotros seguimos disfrutando toda la fiesta y, eso nunca se me olvida.

—Y recuerdo cuando yo llegué al diario “Presente”; don Jorge Calles me dijo, “bueno en Cárdenas habrá otros jóvenes como usted que quieran incursionar en el periodismo y que quieran venir aquí a colaborar”, y en esa época además de mis hermanos Joaquín y Miguel, también estuvo con nosotros el profesor Ramón Jesús Alejandro Hernández: El historiador, que publicó un reportaje sobre una boa que había aparecido en la laguna La Machona.

—Se narraba que aquella boa era del grosor de una llanta de un tráiler, que se estaba comiendo a un campesino. Pero en eso vino el hijo de ese señor, y lo jaló sacándolo de las fauces al animal y se publicó en el “Presente” en una plana, ocasionando que las autoridades de Medio Ambiente fueran a hacer la investigación. Estuvieron aquí en Cárdenas y luego fueron allá a La Machona a ver ese reptil, y posteriormente se publicó en el diario “Presente” un epigrama que hablaba acerca de la boa de La Machona, decía el epigrama:

-Al saberse la noticia que con ansias y buen tino,
-una serpiente voraz deglutía un campesino,
-fue tan grande el estupor que muchos han olvidado,
-preguntarle al profesor, si de cuál había fumado.

¿Profesor, y del periodismo estatal que se realizaba cuando usted empezó, al que se hace actualmente, qué diferencia hay?

—Bueno, ha cambiado mucho. Porque independientemente de las herramientas que hay, como el Internet. Como las máquinas tan veloces. Como la impresión a color y todo. Siento que ha cambiado por la misma dinámica que trae la sociedad.

—Las ideas, los actores políticos, se han significado, entonces ya no son los tiempos aquellos de unipartidismo. Ya no son los tiempos en que el periodista, sin que se escribiera y sin que se dijera, él solito se inventaba ciertos jefes. Se autocensuraba.

—Y últimamente esa situación ha cambiado porque vemos nosotros en los medios, criterios sumamente disímbolos, donde hay una gran diversidad, que ha enriquecido mucho el trabajo periodístico, y tú lo puedes leer en todos los medios sin excepción. Desde luego que se precien de ser periódicos. Pero si es un folleto de tal o cual partido, pues nada más vas a leer una sola tendencia. Pero en todos los medios en Tabasco; ahorita hay plumas que tienen diversos criterios, ya no digamos sus intereses, pero si sus preferencias. ¡Si ha cambiado bastante!

¿Y “Realidad” aquí en Cárdenas ha sido también una especie de escuela de periodismo?

—Así es, nosotros tenemos la satisfacción de que iniciándose “Actualidad y Realidad”, se han formado grandes valores. Yo siempre en las entrevistas que me han hecho: Me enorgullezco de mencionar a René Alberto López. Me enorgullezco muchísimo de mencionar a J. Joaquín, Pérez Morales, a Miguel Pérez Morales, a Felipe de alguna manera. Ahora ya está retirado. Él se dedica Al ejercicio de la medicina. Ambrosio Gutiérrez Pérez por ejemplo que ha destacado mucho en Campeche y pues aquí conmigo han colaborado desde los primeros años, Ezequiel Luna, Jesús Pérez Sánchez, y tantos otros que hoy ocupan un lugar destacado en el medio periodístico, que ahí se iniciaron, no es porque fuera lo mejor, pero pues era lo único que existía.

¿Y ha pensado en el retiro?

—El tiempo se encargará de eso. Quiero seguir en el oficio, mientras haya vida, pero sobre todo, mientras haya salud, seguiré dirigiendo “Realidad”; pero estoy consciente de que el tiempo no pasa en vano, que tarde que temprano habré de retirarme o el tiempo me va a retirar : Pero mientras haya vida y salud, vamos a continuar al frente de “Realidad”.

¿Cuándo inició “Realidad”?

—“Realidad” inició un 21 de octubre de 1979, pero este próximo 21 de octubre cumplirá 30 años.

¿Tienes preparado algo para ese día?

-Así es, lo queremos celebrar en grande. Tenemos el apoyo de varios amigos, que nos están estimulando. Que nos están diciendo del aniversario. Todavía no sabemos si vamos a hacer un desayuno o una comida. ¡Pero fiesta va a haber! Queremos reproducir la edición número uno. Es otra cosa que nos enorgullece. Nosotros somos un medio que tiene sus archivos desde el número uno hasta la fecha.

¿En su carrera periodística ha tenido buenas relaciones con políticos, por ejemplo con el licenciado Fernando Sánchez de la Cruz y Julián Motejo, nos podría contar de ellos, relacionado con el periodismo?

—Quiero decirte que durante su gestión fueron muy respetuosos de la cuestión periodística, don Fernando Sánchez de la Cruz, es un hombre muy decente. Forjado no solamente en Tabasco sino en México. Muy preparado, muy sensible. Don Julián, decía: “Mi escuela es la vida, mi cuna el campo, mi pasión servir a Cárdenas”.

—Don Julián era un tipo que cuando te quería decir las cosas te las decía, pero de una manera agradable, chistosas si tú quieres, pero ahí iba el mensaje, porque tenía una chispa, que va a ser muy difícil que la tenga otro cardenense, al menos algún político. A don Julián lo recuerdo con mucho afecto, con mucho respeto.

—A otro que recuerdo también muy respetuoso y amable con nosotros hasta la fecha, es el licenciado Eduardo Estrada Espinoza. Cuando iniciamos con aquel proyecto de “Actualidad”, el licenciado Eduardo Estrada estaba en su último año de gobierno.

—Yo guardo magníficos recuerdos de ellos. El licenciado Estrada es mi amigo a la fecha; don Fernando también. Ellos me guardaban respeto aparte de la estimación. Siento que me admiraban y que les gustaba cómo era mi manera de ejercer el periodismo, porque me lo hicieron saber en diversas ocasiones y me estimularon mucho. Me conminaban a seguir adelante.

¿Su actividad como periodista, lo ha llevado a ocupar cargos públicos?

—Sí, tuve muchos ofrecimientos con don Julián, con el licenciado Fernando Sánchez. Lo volví a tener con don Rodolfo Sánchez, pero solamente en una ocasión fue que acepté participar en una administración como Coordinador de Comunicación Social, que fue en la administración que presidió Oscar Priego Gallegos, de 1998 al año 2000.

¿Cómo pudo combinar su carrera periodística con la de maestro?

—Es muy difícil. Sin embargo vi que el periodismo no me dejaba mucho tiempo y en 1980 me vi precisado a renunciar a mi plaza de maestro de primaria. Daba clases en primaria y secundaria; entonces renuncié para no perjudicar sobre todo a mi grupo: a la niñez. Dije, bueno, me dedico al periodismo y dejo en paz al magisterio.

¿Cuántos años ya de periodista?

— 38 años

¿Qué edad tiene?

—Tengo 63 años. Los voy a cumplir el 12 de septiembre. Ya estamos a un mes de eso. Soy originario de Palizada, Campeche. Desde 1963 llegué a Cárdenas un 4 de marzo de 1963. Estuve 15 días en la escuela Fernando del Río cubriendo a un maestro que estaba enfermo y de ahí me comisionaron a una escuela que se llamaba Fernando Taracena Padrón, ubicada en una comunidad que se llamaba Alemán Peluzal, tercera sección; junto al rancho de don Lucio Torres Vidal, aquel que fue director de la policía con don Carlos A. Madrazo, y posteriormente en otras, como en Santana Tercera: también en Santana Primera que le llaman La Mina y luego terminé los últimos 10 años ahí en la escuela Marco Gutiérrez.

¿Profesor, qué le podría decir a la nueva generación de periodistas, a los que están empezando, a los que están en las escuelas?

—Que desempeñen su trabajo con mucho amor a la camiseta de periodista. Que no se dejen medrar, por insultos, por sacadas de lenguas o miradas de ojos. De todo tiene que haber; pero que hagan su trabajo con mucho profesionalismo, que vayan atendiendo siempre al interés social.

—Cárdenas y los demás municipios de Tabasco requieren de un periodismo combativo. De un periodismo veraz, que maneje con oportunidad los grandes temas de la sociedad. Yo les pediría eso: que se pongan la camiseta, que la tengan bien puesta, no importa cómo se llame el periódico. No importa que sea municipal, estatal, nacional, pero que siempre atiendan al interés supremo de los intereses de nuestro pueblo.

 
 
 
Román Pérez Morales:“Hay que lidiar con la clase política que se ofende de todo”
La ultima visita a Cárdenas de Don Jorge Calles a inaugurar una exposición del periódico Realidad
 
 
 

 
Papiro | Directorio
© 2009 Copyright Papiro