Directorio | E-mail
       
Director General: René Alberto López
 
 
 

Reporteros de la vieja guardia
El reportero empírico hacia más
periodismo: Juan José Hernández

RENE ALBERTO LOPEZ

En su juventud desafió las imponentes aguas del Golfo de México como camaronero, fue ayudante de sastre, perteneció al Ejército Mexicano, y estuvo a punto de ser policía judicial, pero su verdadera vocación la encontró en el periodismo, donde ha manejado todo los géneros, pero asegura que la modalidad de la entrevista es la que más le fascina.

Juan José Hernández Hernández, reportero de la vieja guardia de Tabasco, ha trabajado lo mismo en semanarios que en el diarismo. Pero su mayor éxito lo ha logrado con su columna “El Espía”, que escribe actualmente en el Diario de la Tarde, y es por ello que en el argot del medio de prensa se le conoce como “El Espía” o bien “Juan Choro”.

Se considera un “obrero del periodismo”, el cual no piensa abandonar y se pronuncia por la unidad de los periodistas en Tabasco, pues cree que el gremio unido podría obtener beneficios para los trabajadores de la comunicación.

Sin poner ninguna objeción, El Espía accede amablemente a platicar con Papiro, para narrarnos su historia, su verdad, ya que forma parte de ese bastión de periodistas de la vieja guardia de Tabasco, que abrieron brecha en la comunicación en tiempos difíciles, cuando la mayoría de los reporteros eran empíricos y ni siquiera se imaginaba la existencia del Internet.

-¿Cómo se te da el periodismo, cómo comienzas?

-Yo me inicio en el medio en prensa oficial del gobierno, cuando en aquel entonces era don Ramón Magaña el titular de Comunicación Social con González Pedrero, y Jorge Alberto Javier Quero era el jefe de Información. Ahí inicio grabando las actividades del gobernador, me da la oportunidad Javier Quero de estar ahí porque ya había colaborado antes con él en el departamento de artesanías cuando Pascual Bellizia Castañeda era secretario de Economía y Humberto Mayans era el director de Planeación.

Jorge era el encargado de la tienda de artesanías, en aquel entonces Manuel López Obrador llegaba mucho a esa tienda, al departamento de artesanías, porque había una maestra, Amelia, no recuerdo el apellido, era del estado de Puebla y era la novia de Andrés Manuel. Jorge se llevaba muy bien con Andrés Manuel. Luego me dice Jorge que había una oportunidad en la Procuraduría, en aquel entonces estaba Fernando Sánchez de la Cruz como director de la Policía Judicial. Pero un abogado de apellido Luna, me dijo que no, que yo regresara posteriormente.

Pero luego de la tienda de artesanías, Jorge Alberto fue designado jefe de Prensa del gobierno del estado y me dice: “sabes qué, quédate aquí conmigo, la única plaza que tengo aquí es de grabador, y me dedico a grabar todos los discursos de González Pedrero, con una grabadora profesional la Uger, andaba yo atrás del gobernador a sus espaldas, ya parecía yo guarda espalda, Sale don Ramón Magaña y llega Nacho Cobo y ratifica a Jorge Alberto Javier Quero como jefe de Prensa, ahí en ese entonces estaba Juan José Padilla, que era el jefe de Información, José Antonio Calcáneo Collado, que era jefe de Redacción, don Luis García Javier “La Guayaba”, escribiente y un servidor que era el grabador, y María Jesús Castillo que era reportera, y también Luis García, quien era quien recepcionaba las facturaciones de los medios. Esa es la camada que nace ahí con Alberto Javier Quero, a la que yo pertenezco.

-¿En qué medio das tus primeros pasos como reportero?

-Primero en “Cuestiones”, así se llamaba el semanario del Gobierno, donde reporteaba y me enviaban a hacer entrevistas, me jalaban las orejas, me regañaba Padilla: “esto no está bien, esto debe ser así”, me ponían a copiar en el teletipo, y de ahí sigo y me gusta. Se termina el sexenio de González Pedrero y José Alberto Javier Quero forma un semanario que se llamó Expresión, que estaba en la calle Ocampo, en aquel entonces invita a José Antonio Calcáneo e inicia Calcáneo y a mi, entre otros compañeros. De Expresión salieron como nueve u once números, no recuerdo muy bien, y el director y propietario era Jorge Alberto. Se termina, Chavo Neme era en aquel entonces el gobernador, falló la oportunidad de seguir con el semanario, no habían recursos, se cancela el proyecto y me da la oportunidad Rodolfo González Maza, quien me invita a colaborar con él en el semanario La Causa, que es uno de los semanarios más legendarios, porque si se hacía periodismo ahí, creo que son de los pocos que han hecho periodismo, porque ahorita francamente en Tabasco, no se hace periodismo. En La Causa estábamos el maestro Sergio Miguel León Morales, Luis Antonio Vidal, Yogui Montero, José Luis Lara, entre otros compañeros. Ahí me dan la oportunidad de escribir mi columna El Espía, que era el nombre de un semanario que hacían el papá de Rodolfo González Maza, don Chinto Adriano, el papá de Martha Osorio, que le decíamos “Cacahuate”, y eran los dueños del semanario El Espía. Ya tenía el periódico tiempo de haber desaparecido y Luis y en una tarde de esas bohemias que teníamos, se me ocurre decirle a Chinto Adriano y a don Antonio Vidal, si me daban permiso de tomar el nombre de El Espía para una columna, y ahí nace El Espía. Así, aparte de La Causa me invita la doctora Emery, al semanario Jaguar, donde hice entrevista, posteriormente en El Semanario Tabasqueño, con Andrés Pampillón y últimamente me dan la oportunidad de publicarla en el Diario de la Tarde, donde ya tengo un buen rato escribiendo, donde realizo entrevistas, me gusta, me fascina hacer las entrevistas.

-¿Y en qué diario has colaborado?

-En el diario Presente, cubriendo la campaña de Manuel Andrade, también la de Raúl Ojeda, la de Gina Trujillo, además que fui corresponsal nacional en el Diario de México, en los tiempos que Manuel Gurría Ordóñez era el gobernador de Tabasco.

-¿Cómo ingresas al periodismo nacional?

-En aquel entonces a Manuel García Javier,“La Guayaba”, lo invitan a participar en prensa de gobierno con Manuel Gurría, y queda vacante la corresponsalía y me la ofrecen, y estuve ahí cerca de un año.

-¿En tu trayectoria de reportero, alguna situación que haya marcado?

-Fue precisamente una entrevista que le hice a don Chemita, o sea, a José María Peralta, papá del Juan José, siendo gobernador sustituto, cuando sale don Enrique González Pedreo. Cierto día me fui a entrevistarlo, porque yo cubría también sus actividades, la entrevista se lo hago para prensa, para el semanario Cuestiones. Llego y el gobernador me abraza y me dice: “mira hermano, contigo no hay problema, pregúntame lo que quieras, pero eso sí, cuida con lo que me vayas a preguntar”. No se me olvida. Cuando me dice aquello de “contigo no hay problema, pero cuida lo que me vayas a preguntar”, me pongo nervioso y no sabía ni qué preguntarle. Luego agarra y me abraza y me dice adelante. Cuando me abraza me da esa confianza y ya desarrollamos la entrevista, pero eso no se me olvida. Otra fue la entrevista que le hice al escritor y pintor, José Luis Cuevas, para el semanario Cuestiones. Pero con el tiempo fui perdiendo el miedo y ya ahorita pues veo las cosas normal. Recuerdo que Padilla o Alberto Javier Quero, me decían que para una entrevista “primero investiga a quien vayas a entrevistar”. También es una de las enseñanzas de Rodolfo González Maza, quien me sugería que debía conocer bien el tema y conocer al personaje “porque es ahí donde tú vas a tener la herramienta para lograr hacer una buena entrevista, porque si no conoces muy bien el tema y no lo conoces a él, a la persona que vas a entrevistar, no das con la entrevista”.

-¿A quién consideras tu maestro en el periodismo?

-Más que todo, ya en el periodismo en sí de lleno a Rodolfo González Maza y Sergio Miguel León Morales, no hay más maestros que ellos. Por cierto, Sergio todavía está con nosotros, digo con nosotros que estamos en este mundo todavía, porque el maestro Rodolfo ya nos dejó, pero fue un gran maestro, el hizo algunos cuadros que han destacado en el periodismo, ahí tenemos a Yogui Montero, que es el jefe de Información del Diario de la Tarde, a Luis Vidal, a José Luis Lara, a los tres hermanos Pérez Morales, especialmente a Miguel, al propio Padilla. Admiramos mucho a Rodolfo, que en lo personal le agradezco mucho y especialmente a Sergio Miguel, son mis maestros del periodismo.

-Si comparas el periodismo que hacían antes con el de ahora, ¿cuál es tu opinión?

-Antes había bastantes compañeros reporteros empíricos, actualmente hay egresados de las universidades de comunicación, siendo diferente la carrera de comunicación a periodismo, muchos compañeros la confunden, piensan que estudiando la carrera de comunicación es periodismo, y no es así, actualmente ahorita gracias a José Antonio Calcáneo, a Luis Vidal y a José Fuentes Esperón, quienes hicieron un convenio con la Universidad de Chihuahua en el año 2003, logran la oportunidad de que periodistas tabasqueño realicen la carrera a distancia con la Universidad de Chihuahua, de donde ya egresó la primera generación, y esto me trae el recuerdo de Rodolfo González Maza, que a pesar de ser un maestro en periodismo, que era empírico y a pesar de la edad que tenía, que no era muy grande por decirlo, pero le gustó seguir preparándose y fue uno de los egresados de esa primera generación. Eso es lo que debemos de hacer, ahora que hay la oportunidad de prepararse, que hay diplomados, talleres, pues hay compañeros que por haber estudiado la carrera de comunicación, dicen que ya se lo saben todo, y no se siguen preparándose, y en esta carrera noble que es el periodismo, que aparte que es muy peligrosa porque como está la situación en el país, deben de prepararse a diario, y el que no se prepara, es porque no quiere y se queda rezagado. Ahora hay la Internet, que es una herramienta muy importante, más para nosotros, o sea, que a pesar que el periodista empírico no contaba con todas esas ventajas, hacía un buen periodismo. Y ahora tiene todas esas herramientas, especialmente la internet que estás generando la información al instante, esa ventaja no la había antes, antes era la radio y la televisión y ahora no, cualquier compañero si no tienes computadora, en un café internet desarrollas tu información y la haces circular.

-¿Consideras entonces que el empírico a pesar de no contar con todas estas herramientas, hacía un buen trabajo?

-Siempre se hacía periodismo, ahora se ha perdido porque la verdad es que uno mismo se autocensura, por situaciones distintas, eso ha perdido el verdadero objetivo del periodismo, no se hace periodismo, me refiero a reportaje, entrevistas y todo los géneros, porque por ejemplo muchos de los directores de los diarios son empresarios, es ahí que no tienen esa visión para hacer periodismo, en cambio los pocos que hay, son dos o tres, que si conocen el periodismo y son periodistas, están tratando de hacer periodismo.

-¿Qué le recomendarías tú a las nuevas generaciones de periodistas?

-Seguir preparándose, más que todo a estudiar, leer, leer, y leer porque esa es la clave, todo tipo de literatura, porque este campo es muy amplio, para poder tener conocimiento y no quedar rezagado, hay que leer, leer, leer.

-¿Qué significa para ti el periodismo?

-Es algo más que importante, un compromiso en el sentido de que somos voces de aquellos que no tienen cómo decir las cosas, de aquellos que no tienen el espacio para decir, me pasa esto, o estoy inconforme con esto, entonces, nosotros que tenemos esa oportunidad nos vemos obligados a cumplir con la sociedad, porque nos debemos a ellos, nuestros lectores, nuestra comunidad y eso hace que uno se siga preparando para poder dar más de lo poco que ya sabemos. Para mí es muy importante nuestro compromiso con la sociedad, con nuestros lectores de poder ser la voz de los que no tienen el eco para decir sus inconformidades. Claro que no siempre podemos hacerlo porque sabemos que hay muchos compromisos en los medios, y a veces no se puede.

-Como testigo de primera mano del acontecer tabasqueño, ¿qué acontecimiento recuerdas con especial interés?

-Aquellas inconformidades que hubo cuando Salvador Neme Castillo, de aquel movimiento perredista, de las primeras marcha que hubieron del famoso éxodo, de Andrés Manuel que cobija a toda gente que callaban las inconformidades, las recoge y las lleva y las hace suya. Claro era un movimiento pacífico pero con bastante significado. Pero a la distancia vemos que todo se contaminó, todo a raíz de los seudoperredistas que han llegado a ese partido, cuyo lema era ayudar a los pobres, y ahora no, ahora es ayudar a los ricos, pues vemos ahí a un Raúl Ojeda, a un Juan José Peralta Fócil, a un Adán Augusto, ¿pobres?, ¿de dónde?, ellos no saben lo que es no comer un día, eso lo hemos escrito, pero ahí sigue y es algo muy importante. Ahora hablando de las movilizaciones que hizo la oposición y que en la actualidad ya no tienen eco entre la población, ya no es lo mismo, la gente ya no participa, porque se ve defraudada, ya no es un movimiento por una causa de interés social, ahora es por interés político. Prueba de ello, esas famosas marchas que hacían los lunes y miércoles, desaparecieron, porque es otro el fondo, es político, ya no es social.

-¿Has pensado alguna vez en dejar el periodismo y dedicarte a otra actividad?

-Por el momento no. Yo quiero seguir siendo reportero, más que periodista, soy un obrero del periodismo, estamos económicamente bastante mal, pero me gusta estar ahí y aquí estoy, aquí estamos. Desafortunadamente en el medio estamos divididos , no estamos unidos, si lo estuviéramos, quizá tendríamos mejores prestaciones por llamarle de una manera, porque actualmente un reportero se enferma y no hay seguro, no tenemos medicamento, no tenemos nada; hay quienes tenemos en donde vivir, cómo medio comer, pero hay algunos compañeros que no, y eso ha obligado a que mucha gente se olvide del compromiso con nuestros lectores y con la sociedad y se dedican a hacer cosas que no deben, denigrando al gremio, y por algunos malos compañeros esta noble profesión está francamente desprestigiada. Por eso, considero que en Tabasco debemos buscar la unidad del gremio.

 
 
 
“Los periodistas somos voces de aquellos que no tienen voz”
Los empresarios no tienen visión para hacer periodismo: Juan Hernández
 
 
 

 
Papiro | Directorio
© 2009 Copyright Papiro