Directorio | E-mail
       
Director General: René Alberto López
 
 
 

Reporteros de la vieja guardia
Armando Pérez Chan,
periodista completo

› Fundó en 1948 el periódico Renovación, decano de los semanarios de Tabasco; circuló durante 60 años

RENE ALBERTO LOPEZ

Durante su larga vida de 76 años Armando Pérez Chan dedicó más de cinco décadas al periodismo llamado de provincia. En su natal puerto de Frontera cada sábado los pobladores se acostumbraron a enterarse de los principales acontecimientos políticos, sociales, culturales y deportivos a través de las páginas del periódico Renovación, decano de los semanarios de Tabasco.

La publicación de ocho páginas nació el año de 1948 con el nombre de El Alacrán, y con esa cabeza circuló hasta el año de 1953, cuando cambia a Renovación, título que mantuvo hasta su desaparición en el mes de febrero del año 2008, tres años después de la muerte de su fundador, y después de circular durante 60 años en esa población.

Era editado en sus propios talleres tipográficos de la calle Obregón de la ciudad de Frontera, sitio donde actualmente en la parte superior de las puertas siguen colgados dos moños negros, en señal de duelo por el periodista fallecido en un accidente carretero el 19 de agosto de 2005.

Armando Pérez Chan no fue un comunicador del montón, además de manejar la fina ironía con su pluma, conocía el periodismo de pies a cabeza, pues no sólo escribía, también participaba en la formación y tiraje de su periódico, porque dominaba el oficio de tipógrafo como cajista y formador.

“Cuando faltaba un trabajador él mismo se ponía a jalar línea (colocar letra por letra en un componedor) a formar las planas y en algunas ocasiones tiró el periódico en la máquina Chandler”, cuenta José del Carmen de la Cruz “Cheo”, quien sigue laborando en los talleres tipográficos donde se editó todo el tiempo el semanario.

Sus compañeros de trabajo hablan con orgullo de la vitalidad y pasión que en todo momento imprimió Pérez Chan, quien es un ejemplo de trabajo para el periodismo que se forja desde abajo enfrentando todo tipo de retos.

Hoy, a la entrada de la imprenta se observa el escritorio desde donde semana a semana creaba Renovación. Detrás, la silla vacía, un espacio que no pudo ni podrá ser llenado por nadie, porque simplemente el periodista Armando Pérez Chan era insustituible.

A lo largo de los años el viejo lobo del periodismo rebasó la frontera de lo local y llegó a colaborar en medios de circulación estatal, incluso en la televisión. En el canal 9, durante tres años (1984-1986) participó en el programa Fricasé con sus comentarios semanales bajo el título “Intrascendencia”.

También incursionó en el noticiero de radio Telerreportaje, donde se desempeñó como reportero y comentarista.

Su pasión por las letras lo llevó a publicar la “Breve Monografía del municipio de Centla”. En el mes de septiembre del año 2006, a once meses de su muerte, en los Talleres Gráficos del gobierno de Tabasco fue editado el póstumo libro de Armando Pérez Chan: “Anécdotas, cuentos y tradiciones del folclor porteño”.

El escritor Jorge Pérez Priego escribe en el prólogo: “En su diaria tarea de recopilador de los hechos importantes sucedidos en Frontera, Armando recogió leyendas, consejas, sabrosas anécdotas, chismes y chistes inventados a multitud de porteños, que en virtud de ellos, han ganado merecida fama pública entre sus conlugareños, la que en ocasiones ha trascendido al ámbito estatal”.

Pérez Chan también incursionó con éxito en la política donde acumuló una vasta experiencia desde diversas responsabilidades partidistas, lo mismo que en la función pública. Entre el cúmulo de cargos que desempeñó destaca el de presidente municipal de Centla, cuya cabecera es la ciudad de Frontera, durante el trienio 1980-1982. También fue cuatro veces presidente del Comité Municipal del PRI en esa demarcación costeña.

Pero el periodismo fue la actividad que más lo atrajo, ejercicio al que entregó la mayor parte de su vida. “Siempre estaba muy pendiente de la edición porque el semanario tenía que salir los días sábados”, recuerda Cheo, uno de los tres propietarios del taller tipográfico.

En un gesto de justicia que habla bien de su generosidad, a un año de su muerte, Pérez Chan redacto de puño y letra “un convenio privado” y en vida les cedió a los trabajadores el taller tipográfico donde se imprimió Renovación hasta que dejó de circular. Hoy los propietarios de la imprenta son: Fernando León Sánchez, con más de 40 años de laborar en ese lugar; José del Carmen de la Cruz, con 30 años de trabajo y Antonio Rodríguez García, con 18 años dedicados al taller.

Hablar de Pérez Chan en Frontera, es hablar de toda una institución dentro del quehacer periodístico. Su ejercicio de comunicador del director y fundador de Renovación, retratado en cada una de las páginas del periódico en notas, comentarios y opiniones, le valió el nombramiento de cronista de la ciudad y puerto de Frontera, además de incontables reconocimientos.

Tanto es así que en la ciudad y puerto de Frontera la hemeroteca municipal lleva su nombre, aunque en la actualidad sus instalaciones estén ocupadas por unas oficinas del Instituto Federal Electoral (IFE), motivo por el que el archivo del semanario Renovación ha sido relegado al “Museo de la Navegación, Jorge Priego Martínez”.

Los lugareños recuerdan con afecto las “Calaveras de Renovación” que se publicaban los Días de Muertos donde se satirizaba sobre los políticos y personajes del entorno local y estatal. “En este humilde panteón, de tumbas enmohecidas, no se aceptan las “mordidas” ni hay patio de distinción”, se leía en aquellas memorables ediciones especiales. También aparecía en primera plana esta atenta recomendación: “se suplica a los lectores, no darlo ni prestarlo a los gorrones, el que quiera celeste, que le cueste”.

El más antiguo
de los semanarios
de Tabasco

Con el mismo entusiasmo con que abrazó Pérez Chan el oficio de comunicador cuando contaba con 19 años, con esa misma entrega arribó a las cinco décadas de vida ininterrumpida del semanario Renovación, el más antiguo del estado.

Precisamente al festejar los 50 años del semanario, en la edición número 1991, que apareció el 21 de marzo de 1998, Armando Pérez Chan escribió en la primera plana del periódico:

“Ha transcurrido el tiempo. Los años han pasado, no tan vertiginosamente como suele expresarse poéticamente. Ciertamente ya han quedado muy profundos surcos dibujados en nuestro rostro, pero el carácter y la firmeza animan nuestro espíritu para continuar esta noble tarea, esta actividad que nos atrajo hace cincuentas años, que nos apasionó y aún continúa latente y vibrante en el diario acontecer de la vida, hasta que el supremo hacedor del universo lo permita.

“Muchas cosas podemos decir y comentar. Fuimos actores, testigos y participantes activos, modestia aparte, de grandes acontecimientos que han transformado la vida no sólo de Frontera, sino de Tabasco y del mundo en que vivimos. Somos, sin alardes ni falsas posturas, despojados de toda vanidad, pecado mortal de la humanidad, el más antiguo de los semanarios que se editan en Tabasco en plenitud de circulación en el medio y el único en los municipios del Estado”.

Armando Pérez Chan muere a los 76 años de edad, luego de ejercer el periodismo durante casi 60 años.

 
 
 
Armando Pérez Chan, al centro, en el festejo de los 50 años de Renovación. En la imagen lo acompañan el periodista Eraclio Méndez Burgos, el investigador Jorge Priego Martínez, Juanita Cornelio, la cronista Gabriela Gutiérrez Lomasto y Edith Matus de Sumohano
 
 
 

 
Papiro | Directorio
© 2009 Copyright Papiro