Apertura Hospital Rovirosa ‘Clínica de retinopatía del bebé prematuro’


Villahermosa, Tabasco; martes 17 de septiembre.- El Hospital de Alta Especialidad “Dr. Gustavo A. Rovirosa Pérez”, es la única institución pública de Tabasco que brinda de forma totalmente gratuita la atención a los bebés prematuros que son diagnosticados con retinopatía, un padecimiento que se presenta en el 30 por ciento de los nacimientos de este tipo que se atienden en el nosocomio, reveló el especialista, Carlos Alfonso Gómez Cortés.

Acompañado del subdirector del hospital, Alberto Villaseñor Jaime, el responsable de la clínica de “Retinopatía del bebé prematuro”, reveló que Tabasco es una de las entidades del país donde se presentan con frecuencia más embarazos en adolescentes así como partos en mujeres mayores de 40 años, dos características para que se ocurran nacimientos con 34 semanas de gestación y con productos de 1.750 kilogramos o menos peso.

Cuando se dan cualquiera de estas circunstancias –abundó-, se realiza una detección o tamizaje del bebé para clasificar si presenta esta condición y si se clasifica como positivo se procede a la aplicación del medicamento antiangiogénico intravitreo y en los casos en que la enfermedad está más avanzada se aplica láser para la fotocoagulación de la pupila -equipo con el que se dispone en el hospital- para evitar el avance de la enfermedad.

Gómez Cortés, especialista en Oftalmología, expresó que para los bebés prematuros se trata de una enfermedad muy agresiva por lo que se tiene que valorarlos al mes de nacidos, ya que si no se detecta a tiempo, el pronóstico visual empeora hasta la ceguera y se requiere darles revisiones, seguimiento y tratamiento una y hasta dos veces por semana, ya que en un lapso de 24 a 72 horas la enfermedad puede avanzar sino hay seguimiento.

En entrevista, explicó que actualmente se han atendido más de 40 casos y con excelentes resultados ya que más del 90 por ciento de los tratamientos han sido exitosos gracias al apoyo de todo el personal que labora en la institución desde enfermería, médicos, anestesistas, hasta personal administrativo y directivo que realiza las gestiones para la donación del medicamento que se utiliza para el tratamiento, ya que no está disponible en el sector público, pero se consigue a través de fundaciones que apoyan con esta labor.

El subdirector del hospital Rovirosa, Alberto Villaseñor Jaime, dijo que están orgullosos de poder contribuir con estas acciones para darle una mejor calidad de vida a los bebés, sobre todo sin ningún costo, ya que las inyecciones que se aplican de forma privada alcanzan hasta los 12 y 14 mil pesos y si le suma la aplicación de láser y anestesia, el gasto se pueden elevar hasta los 60 mil pesos, sin considerar que los bebés prematuros muchas veces vienen con otro tipo de afecciones por su condición, como son malformación cardiaca o renal haciendo inalcanzable los costos del tratamiento.

Agregó que continuarán impulsando este tipo de acciones en el hospital “Gustavo A. Rovirosa” para mejorar de forma continua la calidad de atención que merecen todos los pacientes de esta institución médica.

Columnas