Directorio | E-mail
       
Director General: René Alberto López
 
 
 

Transparencia política
Difícil 2018 (XIV)

› Erwin Macario
erwinmacario@hotmail.com

El anuncio de Arturo Núñez Jiménez
de que no se irá a la capital del país
a participar en la elección presidencial
de 2018, lleva implícito un mensaje de
gran calado político: se queda para hacerse
cargo de los comicios locales del año entrante.
Rodulfo Reyes / De Primera Mano 110817

Varios, oportunos, mensajes lanzó Arturo Núñez Jiménez a fines de la semana pasada. El más a la mano confirma, como se ha dicho en esta columna, que será el principal árbitro en su propia sucesión. Esto garantiza que las elecciones en Tabasco se den sin el jaloneo natural que propiciaría un gobernador sustituto que pudiera alentar intereses de grupo; aunque esto también lo cuidaría ANJ.

En un discurso ante dirigentes y líderes de las etnias tabasqueñas, el gobernador de Tabasco fue tajante al salir al paso a los que quieren verlo fuera de los comicios venideros y, como diría el ex gobernador Manuel Andrade, lo quitan ascendiéndolo, lo bajan hacia arriba, lo colocan en la contienda electoral federal, lo que no estaría mal. Pero Núñez tiene claro el librito: “No tengo cultura trepadora, no soy de los que llega a un cargo y ya están pensando inmediatamente en el otro; primero me quedo a demostrar para qué quise llegar a ese cargo”.

Claro que el trabajo político que Arturo Núñez ha tejido en estos cinco años de su mandato sería suficiente para que cualquier político, aún el que tuviera ambiciones personales, pudiera sustituirlo el año entrante y sacar adelante la elección. Lo que no está muy lejos de suceder, pues bien sabemos como el hombre en la política se rige por las circunstancias. Además, el sustituto podría ser otro hombre leal, sin más interés que servir a la sucesión.

De todas formas la historia ha dejado lecciones en Tabasco. Cuando el gobernador Enrique González Pedrero se separó del cargo para ir a la campaña presidencial de Carlos Salinas de Gortari, asumió el cargo como gobernador sustituto José María Peralta López, del 1 de diciembre de 1987 al 31 de diciembre de 1988. Chema Peralta, hombre bueno, se mantuvo en la política tradicional y apoyó a que el presidente entrante (Carlos Salinas) pusiera como gobernador al amigo de su padre, Salvador Neme Castillo, a quien don Enrique quería vetar.

Roberto Madrazo Pintado dejó como gobernador interino a Víctor Manuel Barceló Rodríguez (14 de junio a 7 de diciembre de 19999 y se fue en busca del sueño presidencial, pidiendo licencia para participar en el proceso interno del PRI para ser candidato a presidente de la República. Sólo la debilidad de Barceló Rodríguez hizo que no se quedara como el perro de las dos tortas y asumió de nuevo la gubernatura, pero en tal forma débil que en la sucesión del 2000 el presidente Ernesto Zedillo le cobró la rebelión de 1995 al impedir no sólo que pusiera a su candidato Floricel Medina Pereznieto sino que tuviera que dejar pasar a Manuel Andrade Díaz.

En realidad no le fue mal al papá de Federico (hoy dirigente del PVEM) pues le cerró el paso al candidato natural desde entonces, Arturo Núñez Jiménez, aumentando la crisis priísta que viene desde 1 992, en la que Roberto había sido uno de los complotistas contra el gobernador Neme Castillo.

En el caso de Arturo Núñez no hay ningún interés personal para dejar el cargo de gobernador, aunque en las izquierdas le esperan arriba : “No tengo cultura trepadora, no soy de los que llega a un cargo y ya están pensando inmediatamente en el otro”.

Sin embargo este columnista no deja de pensar en tiempos y circunstancias. Arturo Núñez es un activo nacional en la política y si bien permaneciendo en Tabasco sería un freno para el efecto obrador en las boletas estatales, para los intereses de la clase política nacional sería de mayor utilidad. Es decir, las palabras en política tienen trasfondo.

Sin embargo, para sus malquerientes, muy preciso fue el jefe del Ejecutivo: “Mi esposa y yo estaremos sirviendo a los tabasqueños, yo en la gubernatura y ella en la presidencia del Patronato del Consejo Consultivo del DIF Tabasco, hasta el 31 de diciembre de 2018, y después seguiremos sirviendo a México en la trinchera que nos toque”.

Al tiempo… y las circunstancias

DEL REINO

El gobernador Arturo Núñez Jiménez inauguró la Novena Feria de Proveedores 2017 de la Cooperativa de Consumo Ganadero de Tabasco, en la explanada de la Unión Ganadera Regional de Tabasco (UGRT), con la participación de 51 empresas de insumos agrícolas y pecuarios. Agustín de la Cruz Priego, presidente de la UGRT, atribuyó el repunte que ha tenido la actividad pecuaria de 2013 a la fecha al respaldo y apoyos otorgados por un gobierno que ha sabido ser sensible a las necesidades del sector. “En Arturo Núñez los ganaderos en particular, y los hombres del campo en general, hemos tenido un aliado para salir adelante”, remarcó al referir que la actividad presenta números positivos, ya que los precios se han recuperado y en 2017 se registra un repunte de 20 por ciento respecto a 2016. De la Cruz Priego aseveró que Núñez Jiménez será recordado como lo comprometió en el arranque de su administración: “como el gobernador que inició el rescate del campo tabasqueño”.

 
 
 
 
 

 
Papiro | Directorio
© 2016 Copyright Papiro