Renegociar la deuda externa

› Roberto Hernández Pérez

Uno de los temas más interesantes de la política de un país, es el tema de que se relaciona con su situación financiera, esta parte es la que dicta las líneas de una buena planeación económica ya que en muchas ocasiones es la fortaleza de una economía saneada.

Abordamos este tema porque desde que tenemos candidato electo no se ha abordado un asunto tan importante como es la deuda externa, y puede ser el tema más interesante para nuestro país ya que su papel en el desarrolloes de lo más interesante, podemos decir que la deuda externa es una razón que en muchas ocasiones nos conlleva a situación que puede detener o colapsar nuestra economía ya que dependemos en mucho de su injerencia.

Esta situación es preocupante debido a que este tema no se ha abordado en la agenda de López Obrador, creo este fenómeno financiero es de los temas más apremiantes que López Obrador debe de abordar, pues la condición de la deuda externa ha sido un asunto que tiene varios años que no se valoran en ninguna negociación.

Siento que este tema es de las situaciones políticas que López Obrador debe de abordar, pues es necesario establecer un esquema de renegociación de la deuda externa, pues en sexenios anteriores se ha logrado algunos avances que no se abordaron en los momentos en que se hicieron los préstamos pues una de las razones que obligan a una renegociación de la deuda externa es que cuando México acudió en 1994 ante el Fondo Monetario Internacional para un préstamo de 50 mil millones de dólares las condiciones de pago fueron tan injustas que nuestro país tuvo que remodelar su economía de manera que se ajustaron y afectaron ciertas condiciones políticas, que quien pagó los costos fue la población mediante una reforma impositiva y de otros programas sociales, así como devaluar nuestra moneda y colapsar la economía.

Por la anterior razón es que López Obrador debe de llevar a cabo una renegociación de la deuda externa para bajar los intereses y ampliar la vigencia de los sistemas de pago, proponer también una baja de intereses, de esta formatendría recursos disponibles y una planeación económica más solvente. Esta decisión también marcaría un acierto más a su gestión como un buen mandatario de Estado y un buen reformador de iniciativas de un hombre de ideas modernas.

Traigo a colación esta reflexión debido a que una de las razones que no deja avanzar en materia financiera son los intereses de deuda, pues la mayoría de los recursos económicos que produce Pemex, los ingresos de las remesas de migrantes se utilizan para los intereses de pago de deuda, esta razón también es una de las condiciones que no deja revalorar a nuestra moneda y es la razón que cuando suben las tasas de interés norteamericanas nuestra situación financiera se colapsa.