El Postigo

Terminó la huelga…

› Ambrosio Gutiérrez Pérez

Aunque el Tribunal de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje todavía no determinaba si tenía validez o no la huelga en el Ayuntamiento de Campeche, el dirigente sindical Manuel Bonilla salió este martes a declarar que se retiraban de las puertas del Palacio Municipal y que había una reunión entre el alcalde Eliseo Fernández, Francisco Javier Isais Mayoral, secretario de Finanzas y Planeación Económica de la Federación de Sindicatos al Servicio de los Gobiernos Estatales y los Municipios; y el propio dirigente estatal del Sindicato de los Poderes, José Urueta Moha, para tratar de llegar a un acuerdo respecto al pliego petitorio.

Pese a que el paro continuaba en distintas oficinas públicas, algo pasó en las últimas horas que no nos han dicho. Previo a lo que saliera de la reunión que por la tarde noche sostenían el Alcalde e Isais Mayoral, se reveló de una reunión previa en la que el propio secretario de Finanzas de la Federación y el dirigente del Sindicato de los Poderes, habrían “persuadido” a Bonilla para que se retirara si no quería correr el riesgo de que le retiraran públicamente su apoyo.

Dicen los enterados que tras la “persuasión” Isais Mayoral y Ureta Moha salieron a declarar que por la madrugada, a las 4:30 (una hora extraña por cierto), recorrieron los puntos de paro de los trabajadores y las cuentas no les daban. O sea, que había menos trabajadores de los necesarios para sostener una huelga. Además de ser muy enfático en decir que para este tipo de movimientos se necesita “mucho dinero”.

Es decir, Isais Mayoral y Ureta Moha derrotaron la huelga antes de que lo hiciera el Tribunal de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, bajo el argumento de proteger a los trabajadores. Ellos, desde luego, no tenían la determinación legal. ¿Y Bonilla por qué se dejó derrotar si unas horas antes estaba posicionado y fuerte?

Todo es muy raro. Incluso, que el propio Bonilla anunciara la reunión que iniciaron en horas de la tarde el alcalde Fernández e Isais Mayoral. De todas maneras se debía esperar a que el Tribunal se pronunciara, lo que seguramente iba a confirmar la “ilegalidad” de la huelga por la falta de quórum.

¿Ganó el alcalde Fernández como ya anunciaron sus simpatizantes y compañeros de partido en redes? No. Algo ocurrió que no sabemos y es claro que no fue él quien “derrotó” a Bonilla, como ya celebran. El dirigente sindical, que seguro dejará de serlo pronto, fue derrotado por un poder superior que definió la suerte de la huelga. Ahora falta que el alcalde Fernández nos diga a cambio de qué.

Esta noche, el síndico jurídico del Ayuntamiento anunció en redes que con justicia y razón, con la ley de su lado, con capacidad de diálogo y acuerdo, firmaron un convenio para terminar la huelga.

Pero algo hay que celebrar: por un lado, que la normalidad de la atención de los servicios públicos y trámites municipales volverá pronto; y que, como habíamos insistido aquí, la política que es el arte del acuerdo, de la negociación y el entendimiento hizo su aparición.

Rendijas

—En El Universal Salvador García Soto hace referencia a quienes se perfilan para competir por la dirigencia nacional del PRI. Como lo mencionamos aquí, ayer, están Ivonne Ortega, la ex gobernador de Yucatán; Ulises Ruiz, ex gobernador de Oaxaca; Alejandro Moreno, gobernador de Campeche; y eventualmente Miguel Ángel Osorio Chong que, según el columnista, iría a la competencia sólo para impedir que llegue el hoy gobernador de Campeche. Y éste, Moreno, dicen los que saben, lleva la delantera.

—Los senadores de Morena, ¿en rebeldía?, fortalecen la candidatura de uno de los suyos y su líder, Ricardo Monreal, le dice a Yeidckol Polevnsky la dirigente nacional morenista que apoya la candidatura de Miguel Barbosa para Puebla: “que Dios la ayude”.