Por la Liebre

¡Juntos haremos historia… y geografía!

› Oscar Ariel Escalante Zapata

Todos estos días que he ido a comprar en la tortillería “Lolita”, ubicada a unas cuantas cuadras de mi casa, por la calle Gutiérrez de la tranquilísima colonia Tamulté, veo sentado, en el quicio de la puerta de su casa, a un niño como de ocho años de edad, con un libro, como esperando a alguien.

Bien dicen que tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe, por lo que decidí romper el hielo que traía en una mano para frotarme el rostro ante el incesante calor y le pregunté al niño el porqué siempre lo encontraba ahí, con un texto bajo el brazo.

Y me respondió: “es que estoy esperando a Adán Augusto”- “¿y ese quién es? ¿Es tu padre o tu hermano que te ayudan a hacer tarea?”- le inquirí- y el chico me dijo: “¿A poco no conoces al candidato de Morena para gobernador?”.

Me sorprendió que siendo tan pequeño supiera de política, pero más intrigado lo volví a interrogar: “¿Y se puede saber para que lo estás esperando?”- Me miró de pies a cabeza y luego de cabeza a pies y expresó con esa seguridad que no nos brinda este gobierno y ¡ni nos brindará!: “¿No te das cuenta para qué lo estoy esperando?”.

“Pues disculpa mi ignorancia, pero no lo sé, ¿se puede saber?”- insistí- y al tiempo que me mostró el libro, el cual comprobé que era de historia, me respondió: ¡Pues para que juntos hagamos historia!

Enseguida me enseñó otro libro y agregó: “¡Ah! y también geografía, porque he escuchado en la radio que él prometió que ¡juntos haremos historia! Y pues esta materia se me dificulta, al igual que geografía, así que si lo ves algún día, dile que lo estoy esperando”.

Le comenté que a lo mejor no pase Adán por su calle, ya que anda haciendo cierres de campaña en los municipios y que el mayor será este miércoles a la una de la tarde en las avenidas Méndez y Pagés Llergo, en el centro de la ciudad.

“Pues a ver si viene cuando acaben las campañas, aquí lo estaré esperando”- pronunció, y ahí acabó la plática porque una voz de adulto se escuchó que lo llamaba desde adentro de la casa: “¡Humberto! Alístate que nos vamos a Chiapas a hacer una chamba pa´ tu pariente Rutilio y regresamos el jueves”.

Esta columna la puede escuchar en Xevt 104.1 FM

Y ver en los siguientes sitios de internet:
http://www.el-papiro.com/
https://www.facebook.com/REVISTAELPALICATE/?fref=ts
twitter @OscarEscalante5