Pecho a pechito

Los priístas ‘pelan’ dientes

› Luis A. Boffil (El Boffas)

Llegó el momento de las emociones para el priísmo estatal. Se acaba el tiempo y esta semana será expuesta la famosa convocatoria que, en realidad, no es más que un procedimiento “tiranosáurico” de este partido cuando las cartas ya están lanzadas. En otras palabras, sólo es el justificante. Pero, en fin, usos y costumbres del otrora partidazo.

Pero, al mismo tiempo de la convocatoria, deben estar listas las precandidaturas –por así decirlo- ya sean por unidad o, en el último de los casos, para competir en los siguientes dos meses y que, al final, la Convención de Delegados, en donde participa el gobernador Rolando Zapata Bello, aparentemente como un militante más (casi todos saben que no es así), vote “democráticamente” para elegir al aspirante a intentar sucederlo en el trono del Palacio de la calle 61.

Sin embargo, no hay mucho qué decir. Esta semana, el PRI y los demás partidos tienen que definir a sus potenciales abanderados puesto que el jueves 14 tendrán que registrarse los nombres ante los flamantes consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPAC) para comenzar el período obligatorio de precampaña, lo cual debe erradicarse ya que muchos de ellos han hecho toda clase de proselitismo, “sin querer queriendo”, por lo menos dos años antes.

Las negociaciones siguen en la capital del país. El gobernador Rolando Zapata Bello ha entablado pláticas privadas con el presidente Enrique Peña Nieto, con el conocimiento de Pepe Toño Meade, el “niño bonito” del tricolor, para tratar de definir al candidato de unidad rumbo a la gubernatura. Hasta la noche del domingo, todavía no había consenso. Las partes interesadas no cedían.

Pablo Gamboa Miner, con apoyo de su padre, el senador Emilio Gamboa, daba muestras de encuestas en donde se ve su mejor posición electoral; no obstante, Rolando presuntamente exhibió una encuesta en donde Mauricio Sahuí marchaba delante de todos sus adversarios. Pero, en ese mismo tenor, Liborio Vidal documentó muy bien sus encuestas donde él marcha como punta de lanza. El gordito Marín, dicen las fuentes internas del PRI, anda confiado y ya planteó todas sus cartas al Presidente de la República como la mejor opción para Yucatán. De allí saldrá también la baraja para la alcaldía de Mérida. ¿San Panchito Torres o alguno más?

Por supuesto, todos están en la negociación. De hecho, la famosa convocatoria ya está redactada desde el viernes pasado pero con las trabas internas, no se ha podido dar a conocer. Es muy probable que salga este martes o jueves, muy temprano. Cuando la cargada se mueva a determinada casa de enlace u algo por el estilo, se sabrá que la decisión está tomada. De lo contrario, el proceso será más aletargado con la posibilidad de que las estructuras priístas se fracturen y eso de la tan mentada unidad quede solamente en eso: una mentada. Estén pendientes.

En Acción Nacional no hay mucho misterio. Para la gubernatura será Mauricio Vila, actual alcalde de Mérida, o Renán Barrera Concha, el ex edil que recuperó Mérida después de la frustrante mini-gestión de la priísta Angélica Araujo Lara de 2010 a 2012. El estira y afloje entre ambos políticos se pondrá de ebullición; en tanto que para la alcaldía de Mérida, Cecilia Patrón Laviada parece puntear, aunque el regidor Mauricio Díaz alardee en el sentido de que él tiene que ser el bueno para el cargo. Vuela muy alto este chamaco. Se vale soñar.

Pero algo le late mal al diputado federal del PAN, Joaquín “Huacho” Díaz Mena. El sábado acudió a la sede estatal de su partido para demandar, en términos generales, información y transparencia en los procesos de selección de candidatos a cargos populares en 2018, desde la gubernatura y casi casi hasta la intendencia del blanquiazul.

El nativo de San Felipe, externó: “Estamos viviendo momentos decisivos y por ello, en caso de que en estas mediciones que están por comenzar, salieran mejor evaluados para la gubernatura, ya sea Renán Barrera o Mauricio Vila, estaré con absoluta congruencia en la total disposición de aceptar esos resultados y apoyarlos, sumando a la campaña mi capital político participando como candidato a la Senaduría (tendrá que disputarla con Raúl Paz, quien también pretende ese escaño), para aportar votos en todo el estado, en el que he venido trabajando de manera cotidiana desde hace varios años, tanto con la militancia como con la ciudadanía en general y los grupos organizados”. Amén.

Los perredistas, por su parte, también harán lo propio y deberán decidir, finalmente, si le entran al frente opositor o se van solitos. De entrada, Alex Cuevas, líder estatal del Sol Azteca, ha dicho que nada con dicho bloque si Mauricio Vila es el bueno del PAN para la gubernatura, pero si es Renán Barrera, pues siempre sí. De todas maneras, el PRD ya tiene a su abanderado gubernamental en el persona del investigador de la Universidad Autónoma de Yucatán, Jorge Zavala; y para la alcaldía de Mérida se la jugaría con la actriz regional “Tina Tuyub”, viuda del mítico histrión regional y nacional Héctor Herrera “Cholo”.

En este tenor, los “independientes” a la gubernatura Sofía Castro Romero, y al alcaldía de Mérida, Santiago Alamilla Bazán, ambos ex panistas, comenzaron su recolecta de firmas para tener derecho a contender el 1 de julio de 2018. La primera tiene que recabar más de 30 mil firmas en 54 municipios; el segundo, poco más de 13 mil sólo en Mérida. Días de insomnio.

Amiguitas y amiguitos, ya saben: sugerencias para que la “PRI-nosáurica” convocatoria salga antes de que se acabe esta heladez que enfría hasta el “pizarrín”, enviarlas a boffilgomez@yahoo.com.mx y/o boffil63@gmail.com

Fin…