Carta abierta

La buena política

› Jorge Núñez

Para Manuel Rodríguez González debe ser un reto diario presidir la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados federal. Más, si entre sus miembros están el siempre difícil Gerardo Fernández Noroña y un veterano en estos temas: el exdirector de la CFE, Enrique Ochoa Reza.

Encabezar esa Comisión obliga a tener una continua capacidad de diálogo, acuerdo, consenso y apoyo de sus pares.

A los tabasqueños les concierne por los asuntos del “borrón y cuenta nueva” con la CFE, la instalación de la refinería en Dos Bocas y el traslado de la Secretaría de Energía a Tabasco.

El caso es que el legislador de Morena sigue ganando influencia y respeto en el Congreso. Noroña es ahora uno de sus más grandes apoyos a la hora de discutir los delicados temas de la Comisión. Quién hubiera dicho eso de este aguerrido y polémico personaje.

En las manos de Rodríguez hay varios asuntos de interés nacional. Recién, en la Cumbre de Desarrollo Estratégico Bahía de Banderas 2018, anunció una baja, de entre el 12 y 14 por ciento en el último bimestre de 2018, a las tarifas eléctricas del sector empresarial del país

Así respondió a una demanda de este sector, que ha venido denunciando alzas de hasta un 81 por ciento. Porque al subir los costos de producción aumenta el precio finalpagado por los consumidores.

En lo que respecta a las tarifas domésticas, Manuel se reunirá pronto con los titulares de Hacienda y Conagua para otro un paso en ese sentido.

Todo esto va de la mano con la agenda de Estado de Andrés Manuel en este tema.

Por lo pronto, Rodríguez González confirma estar a la altura de lo exigentes que son las grandes ligas de la política en el Congreso federal.

Morena lo sigue de cerca, dándole todo su respaldo.

: DATOS “DUROS”

En los anexos del Sexto Informe de Arturo Núñez, entregados al Congreso local, hay dos dependencias libres de cualquier duda negativa: la Secretaria de Administración e Innovación Gubernamental, SAIG, a cuyo frente despacha Bertín Miranda Villalobos, y Salud, con Rommel Cerna Leeder al frente.

En el caso de la primera, el Gobierno de Núñez tiene cero observaciones de algún órgano de fiscalización local o nacional.

Esto refleja la transparencia y la honestidad de los procedimientos de la administración estatal.

En cuanto a Salud, no obstante las dificultades económicas, se lograron avances que regresaron a Tabasco a los primeros lugares nacionales.

Ahí está, por ejemplo, el caso del Seguro Popular donde se atiende a casi un millón 473 mil tabasqueños, es decir el 66 por ciento de la población.

También, Núñez invirtió mil 302 millones de pesos en obra física y equipamiento, en beneficio de casi dos millones de personas.

Son algunos de los datos “duros” del último Informe del régimen perredista.

: UNO, SÍ, OTRO, NO

Pues el alcalde de Centro, Evaristo Hernández, sí fue al Informe de Núñez. El morenista empieza a marcar su propia ruta política.

El que no avisó de su inasistencia fue el dirigente estatal del PRD, Darvin González Ballina. Nomás no quiso.