Franja Sur

Los huérfanos

› René Alberto López
E-mail: ralopez22@hotmail.com

Como cuando te quedas solo en la casa sin la protección del guía del hogar, de la figura paterna, así me siento y así se sienten varios compañeros, porque me lo han dicho.

El de la voz, un conocido militante del PRI de Tabasco, al hablar con el columnista sobre la elección presidencial a realizarse el próximo domingo 1 de julio.

Sus sentidas palabras sirvieron para armar la entrega de este lunes, pues así como se sienten las bases del priísmo, del mismo modo deben andar, allá abajo, a ras de suelo, los militantes del PRD.

Y, ello, porque a 90 años de haberse fundado el PRI, a iniciativa de Plutarco Elías Calles, por primera vez van a una competencia por la Presidencia de México representados por un personaje ajeno a sus filas.

“El problema es que no nos vemos identificado con la candidatura de José Antonio Meade, no tiene nuestra esencia, escucho sus discursos y le falta la entrega, la pasión que suelen tener nuestros candidatos”, agregó el priísta en la charla con el columnista.

Ahora bien, aunque un perredista choco no me dicho su sentir sobre el abanderado del PRD a la presidencia, esto es, respecto a Ricardo Anaya, baste ver las deserciones de militantes del sol azteca a lo largo y ancho del país, para registrar que tampoco en esas fuerza de izquierda ven con buenos ojos al panista.

Ese es el tema, ni los priístas, ni los perredistas tienen candidato presidencial, lo que quiero decir es que no cuentan con candidato propio, con el cual se identifiquen ellos y el candidato se identifique con una militancia a la que le pueda hablar de frente sin un lenguaje rebuscado, sin cortapisas, pues.

Esa es la factura que van a pagar las dirigencia nacionales de ambos partidos el día de la elección, porque, por ejemplo, el priísta tabasqueños que platicó con este franjero, que por cierto pidió el anonimato, confió en que votará por Andrés Manuel López Obrador, en la elección por Los Pinos, “por el paisanaje”, dijo, pero en la elección local “lo haré por mi candidata Gina Trujillo”.

Así como este caso, no dudamos que no pocos perredistas chocos le den su apoyo al nativo de Tepetitán, pero en la elección por la Quinta Grijalva, lo hagan por Gerardo Gaudiano.

De este modo, se empieza a reflejar el fenómeno del voto cruzado que, sin duda alguna, se reflejará en tierras de la cabeza olmeca.

Así, es probable que aquellos priístas que se sienten huérfano de candidato presidencial, apoyen en mayor cantidad a AMLO, por encima de Meade, pues baste examinar que en la elección de 2012, cuando el tricolor postuló a un priísta, priísta como Enrique Peña Nieto, le saco más de 300 mil votos de ventaja.

Así, en la elección de hace seis años, López Obrador alcanzó en Tabasco 647 mil 086 votos y Peña Nieto 346 mil 555 sufragios, por lo que ahora seguramente, con un candidato que no es del PRI, el de Macuspana prácticamente aplastará aquí a José Antonio Meade. Ahí se las dejo.

La botica

La Procuraduría Federal del Consumidor debería vigilar más de cerca a las grandes tiendas como La Comer, Chedraui, y Waltmar, porque al momento de pagar el cliente en la caja, los precios no corresponden a los que tienen las etiquetas en los aparadores. De nada.