Dos “noticiones” del altiplano


Entre el panteón de notas funestas para Tabasco, ayer se difundió un par de noticias aparentemente positivas, pero que hay que tomar con las reservas del caso.

La primera “buena nueva” la dio el presidente Andrés Manuel López Obrador en su ‘mañanera’, cuando se refirió a “los cuatro motores de la economía” del país, uno de ellos la inversión estratégica en polos de desarrollo como la refinería de Dos Bocas, en el puerto petrolero de Paraíso.

Gracias a ese proyecto, la economía de su estado natal ya está mejorando, según dijo el mandatario.

”Si se va a Tabasco, a Ciudad del Carmen, a Campeche, ya se nota que la economía está mejorando (...), pero (el desarrollo) está empezando todavía, nos falta lo del Istmo, lo del ‘Tren Maya’, pero es el comienzo", expresó con una sonrisa de satisfacción.

Para completar la jornada positiva de este jueves, se difundió, también desde la Ciudad de México, que, según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI, levantada el mes pasado, la percepción de inseguridad en algunas ciudades del país como Villahermosa ha disminuido considerablemente.

La capital del Edén, de acuerdo con ese estudio, redujo su percepción de inseguridad un 5.8 por ciento al pasar de 92.4 por ciento en junio a 88.7 por ciento en septiembre.

A pesar de ello, Villahermosa aún se ubica entre las cinco ciudades mexicanas donde sus habitantes no se sienten seguros; y solo se encuentra por debajo de Coatzacoalcos, que tiene el primer lugar con 94.5 por ciento; Ecatepec de Morelos, que obtuvo 92.5 por ciento; Naucalpan de Juárez, con 90.1 por ciento, y Acapulco, Guerrero, que cuenta con 88.9 por ciento.

En el comparativo con septiembre de 2017, esto es hace dos años, la capital choca logra una disminución de casi 10 puntos, pues en aquella fecha tenía un 98.4 por ciento en percepción de inseguridad.

Las cinco mejores ciudades para vivir, según la opinión de sus propios ciudadanos, son San Pedro Garza García, Nuevo León; Mérida, Yucatán; San Nicolás de los Garza, Nuevo León; Saltillo, Coahuila, y Puerto Vallarta, Jalisco.

La afirmación del tepetiteco de que va mejor la economía de Tabasco aún no aterriza en el estado o, al menos, en los lugares por donde transita este reportero no se siente alguna recuperación en el bolsillo; al contrario, cada vez son más los pequeños empresarios que se quejan de la falta de circulante.

Quizá, para creer en la buena fe del presidente, la ‘mejoría’ se concentra en el municipio de Paraíso, en donde se han generado empleos por el levantamiento de la gran factoría que costará ocho mil millones de dólares en los próximos tres años.

Y, en el caso de la encuesta sobre la percepción de inseguridad, posiblemente los metropolitanos inquiridos por el personal del INEGI no se informen en los medios tabasqueños que todos los días y a todos horas en sus sitios electrónicos están escribiendo con sangre robos, asaltos, ejecuciones…

PARA SU MAYOR INFORMACIÓN…

ENTRE LOS MOVIMIENTOS en el gabinete que se avecinan el fin de año, se menciona la incorporación del exsecretario de Gobierno, Raúl Ojeda Zubieta, quien goza de una gran cercanía con el mandatario Adán Augusto López Hernández desde que ambos pertenecían al PRD y participaban en la misma corriente de opinión. También se habla de que a 4T va a incorporar a Aquiles Domínguez Cerino, un competente operador político forjado con fierro tricolor que ya fue secretario de Estado.

Columnas