El Tren Maya, podría judicializarse


› René Alberto López
E-mail: ralopez22@hotmail.com

Al menos que se violen convenios internacionales y aplasten la voluntad de pueblos originarios, el megaproyecto podría iniciar sin contratiempos. Pero actualmente existen razones de peso para postergar o de plano cancelar la obra del Tren Maya en el sureste mexicano.

Habrá voces autoritarias en el sentido de que se podría hacer algo similar al aeropuerto de Santa Lucía, esto es, imponer la fuerza del poder, con la diferencia que acá en el asunto del ferrocarril no es gente de la iniciativa privada la que se opone. Son ni más ni menos que los pueblos indígenas, a los que el gobierno de la 4T presume respetar

Bien. El pasado 11 de diciembre en Bacalar, Quintana, Roo, el “Consejo Civil Mexicano para la Sivilcultura Sostenible” publicó un amplio documento de 10 puntos, que detalla las irregularidades que están cometiendo las autoridades federales en la consulta indígena a fin de arrancar la obra

Así, el texto bajo el título: “Consulta indígena viola convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”, la organización señala entre las irregularidades que “el gobierno mexicano informó que la Consulta Indígena del controvertido megaproyecto Tren Maya se apegaría a lo establecido por el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre Pueblos Indígenas y Tribales en países independientes; con base en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, la Declaración Americana sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y otros lineamientos de carácter nacional.

“Sin embargo, habiendo documentado lo sucedido en las Asambleas Regionales realizadas el 30 de noviembre en Quintana Roo y Campeche, dos de los 5 estados afectados por el megaproyecto, desde el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible, vemos con preocupación que el proceso consultivo no cumple los principios marcados por el Convenio 169 de la OIT, que obligan a realizar una consulta previa, libre, informada y culturalmente adecuada, no sólo enunciativamente, sino en los hechos; constituyendo una violación a los derechos de las comunidades del pueblo maya, quienes mediante demandas de amparo podrían promover su judicialización”.

El texto es amplio como contundente sus argumentos, por lo que ya lo deben estar analizando en Palacio Nacional, pues no es un tema menor al que le podrían aplicar el valemadrismo, como en otros casos.

La organización concluye que el proyecto del Tren Maya, más que u proyecto de transporte es un megaproyecto turístico e inmobiliario que articulará nuevas inversiones del gran y mediano capital, “despojando a las comunidades de su tierra y territorio, y generado una serie de afectaciones en los sistemas ambientales y sociales”.

Por último, agregan que les alarma el manejo confuso y manipulador de la información, las manifestaciones opresoras y diacrónicas de los funcionarios de gobierno en torno a este proyecto, la mirada colonizadora y su avanzada masiva encarnada en todas las secretarias de gobierno juntas, “cooptando y desbalanceando cualquier posibilidad de diálogo real con los actores locales. Y mucho más nos alarman las condiciones de deterioro socioambiental de sus modelos y visiones de desarrollo”.

Ahí se las dejo…

La botica

UPCH: con tufo a conflicto de intereses

1.- Del municipio de Cárdenas, colegas nos envían un cable en el que señalan que un familiar del rector de la Universidad Popular de la Chontalpa (UPCH), Antonio del Ángel Flores, es el que estaría realizando las obras en ese centro de estudios, entre otras irregularidades que prometieron documentar. Mientras son peras o manzanas, las autoridades educativas de Tabasco debe investigar, pues se recordará que esa escuela esta manchada por la “estafa maestra”, por lo que las malos manejos deben ser cortados de tajo.

Ven con buenos ojos a Miriam Martínez López

2.- No sólo catedráticos y trabajadores de la UJAT ven con buenos ojos a Miriam Carlina Martínez López para ocupar la rectoría, sino que su trayectoria está siendo revisada por quienes realmente deciden los destinos de esa universidad. Tiene el consenso de que es la aspirante que mejor conoce el entorno y manejo de la máxima casa de estudios. Otra especie que circula en la comunidad universitaria, es que para debilitar de una vez por todas al grupo que causó retrocesos en la UJAT, capitaneado por Candita Gil Jiménez, se sabe que a las dos veces perdedora en elecciones para el Senado, a fin de que se ocupe en algo y deje de estar sembrando cizaña y haciendo grilla barata en esa escuela, le ofrecerán un puesto en la Secretaría de Educación.

Columnas